domingo, 21 de mayo de 2017



Toma nota de la confesión,
pide alojamiento en la contaminación.
la sencillez más fuerte
y esperar a ser una imagen reprimida
amontonada entre la mañana
no nos queremos ir de vacaciones, queremos quedarnos en el monasterio,
encogida merodeando en la menstruación,
enredada en una significación malentendida,
las pocas palabras que puedes hablar te van a ahogar.

Tan peligrosa como acorralada,
¿qué hizo el arte con los enfermos mentales?
como yo te responderé, no sé como se puede dejar tanto tiempo sola a una persona, ya sabes.
La vitrina no iba a estar limpia,
el lazo con la anónima,
las paredes hacen la fotosíntesis,

De tanto ver como un camino enterizo ha sido descuartizado,
ser sociable es ser un monólogo,
cayeron patrocinadores de incertidumbre,
las ecuaciones literarias estaban bajas,
y todo era una sin razón y yo ya nunca soy yo
Y esta opinión coincide con la siguiente
y ya me conozco y veo que soportar mucho estrés nos pone en una tranquilidad triste
y me tengo que querer cuando la mente no soporta la realidad.

Era funcional, miraba al frente y fluía, he perdido toda mi biografía.
Duerme conmigo, mi oculto,
cuidaré de ti sobre lo que te parece demasiado escénico,
mi casa, mi casa
 lo abstracto hace magia.

Tu mente es un sentido que es traspasado,
tu último párrafo ruge rezando para ser desparasitado. 
El amor es una artesanía,
lo estoy tentando.

Si miro al cielo,
mi canción cantará y calcará,
si me llamas y sólo suena su silencio,
YouTube se encargó de decirme por la mañana en letras que no le abra a mi padre la ventana,
que sé que está ahí, pero como puedo saberlo si no lo estoy viendo,
A ver ésto en que película lo meto.
La mística alcanza altas cotas de comunicación.

La uniformidad entiende que el criterio es aceptar que no existe la imaginación.
Ya los libros no tienen dibujos,
son iconoclastas las atmósferas de tus sensaciones.
Lo he escrito en la crítica,
desde que viernes el arte es cosa seria.

Pasamos desapercibidos revolucionarios
porque estamos prendidos en descubrimientos
y nos quedamos considerando que nuestro grito tiene decibelios de política,
menester de Degas, calzo y vivo en paz.

Pequeña pantalla,
encogida en el ritmo y la poesía, a eso me refería.
No quiero mirar mi cara,
no quiero entrar en mi cara.
Que está tan salvada como anulada,
que está tan sedimentada como en el período.
Sustituyendo el pretérito por pinto y fuera,
pretendiendo tachar toda la mezquina interrogación.

Asombrar la potencia,
quedar con lo que brilla,
la mañana despertó dormida,
y estamos cogiéndole cariño a los animales,
bebiendo y bailando,
rompiendo los centímetros directos a lo concreto.

Picar detonante,
crisis con café.
La calificación confecciona la colección,
las matemáticas deberían estar continuamente reinventadas.

La época cómoda,
varias cadenas,
la conmoción de la identidad que yo no quería,
pero la calma no está perjudicada.
Te has ido y te has ennoblecido en una juventud inevitable
y se atraganta la garganta por sus vértices,
y todo suena a que hoy es.



Y pacto la tensión,
pago el estrato,
nada es mío cuando se me va la página,
tan deformado como lo femenino,
Hegel escribiendo que la intensidad está en el derecho a la exclamación,
quieto como desierto donde se veía tratando de conseguir
tanta atribución para un corazón siempre en ebullición.

martes, 16 de mayo de 2017

Ser mujer y ser joven primero, da agilidad. Después, trae habilidad. Despertamos en la tarde comprobando si el camino es un elección, si podría ser una vida de encanto. Si el sol nos ciega los ojos hasta 'pasa, pasa', tiene que llegar la noche ya. Intentaran callar hasta que la lengua sea autónoma. O hasta que decida que sólo quiero ser música diversa.

Escarbar el compacto, poner sobre el escritorio un día precioso. ¿Todos los días opinión? Las cortinas episcopales se deslizan como aire acondicionado. Si es gratis, no lo hagas doler. Aunque veas atacar a un erizo inmaculado. 

Si existe, ellos son la iniquidad como dictadores panópticos. Me convenzo para ver si tengo un poco, y ha entrado una armadura confundida. El delito cometido es dejarme hasta el éxtasis en un concierto, que vuelva como un rector y tener el sacrificio de la que ya no volverá a ser igual. Es probable la comparación cuando bailo, pero cada uno tiene su contrato en mi reparto. La puerta siempre es la que te obliga.

Tragarme las raspas, duras palabras. Sanción de saber que puedo dar negro al blanco. Por un papel infalible. No sé si agonizaría sin ti, pero sé que sería más inocente. Encuéntrame, París. Souvenirs que son la recompensa de resistir a la voz. Estoy sola en París.

Comparece la herencia en una figura humana aislada. ¿Qué hubiera sido Cristo sin el prestigio? Una sombra muda. Un eunuco carnal. La Iglesia Anglicana. Te sepultaron como un concepto político cuando Europa gregoriana alcanza la tierra prometida.

Repito, estoy dando la obra de arte en vida jamás dada.

Abre los ojos para que puedas ver dentro de un animal subdesarrollado usando el daño como excusa para hacer cuidados. La presencia conducida dice que la crítica se tiene que disolver porque jamás iremos por el mismo camino. Dar trazo, tomar atrio. No puedo elegir vivir sin mí, rebelde castigo. Sangre de cielo, pelícana de mi carnicería. Arrojar cenizas intransferibles, predicar una opinión por el poder de la menstruación.




domingo, 14 de mayo de 2017


Y fuiste perspicaz en la paz,
entretuviste la luz.

¿Qué será si no te pruebo?
Defendí que fueras todo lo que das
porque te doy como una oda repasando el deseo.
Los problemas serán si tú no estás en mi cierro.

Y estaba esperando que pudiera ser de ansías,
Si yo pudiera unirme a tu conjetura,
si este tiempo fiel a tu estructura diera
No cuentes nunca que alguien tocó,
no me metas en un hondo siniestro, necesito ser yo.

Motivos de todos los tiempos.
Estás estampado contra mi menstruación,
rezaba por no estar encinta, algo espero yo.
Supe que sí y que no.

Abres el amanece,
léeme a veces, yo siempre te intenté.
Tú por mí existes, por eso, bilis.
Los ataques están que persistirán en una intención junto a tu así.

Se apiadan las costumbres que me hacen 
nutrida en dispararte,
mientras tú siempre te me haces tarde.
Te espero en la clausura,
nos hace falta.

Si pudiera vender mi alma a lo que tu pensaras, ser tus neuronas, confiaría.
Por una línea de reflexión, daríamos lo que sea, sé que está en ti.
Como un estremecimiento en la distancia de la precipitación.



No hay animal que cubra tu estremecimiento.
.
Doble refracción es una traslación a un figuro,
pero después de siete años el suceso será distinto, eso dice Unamuno.
Las ascuas de la predilección,
según como lo soporto, tú o yo.

jueves, 11 de mayo de 2017

Es demasiada la oscuridad
para distinguir que las cosas son distintas.

Te digo que me pido,
el clavo es un tono,
me grito cuando estudio,
sugiero que evoluciono cuando me masturbo.

La noche era una aguja.
Yo soy la droga.
Yo soy la metadona.

La lona con la inmersión de la plástica
evalúa la didascalia de la prosodia.

Cuando te persigue la vanita
en el día que nacen las naturalezas muertas
son las nuevas acuarelas
cuando se contagia la magia.

Será que el tiempo es dulce si son azares,
será que es salado si lo vuelvo a reformular.

La sugestión nos debe gratitud,
no puedo ver mi actitud.
El objeto se reconstruye,
las paredes se llenan de mosaicos si entusiasmos.

Casta docta,
algunas miradas huelen a mala propaganda,
otras huelen a comprender la democracia.

Es tiempo de adorno,
vuelta al ginocentrismo
colapsando el androcentrismo
en los tiempos del humanismo

Controla un poco el todo,
dora el foco,
emerge poco a poco
hasta que se desgaste lo indeleble.
Nos fumos a mover la redundancia,
nos precipitamos en la confianza de que cambiaría.


Te convalido,
pero no te imito.
Te exprimo
por eso no te evito.

El recuerdo se desmonta tal y como se va dispersando,
se me va en él donde ya no quiero preguntaros,
su encuentro era dejar de ser compañera de mis entrañas.
Me robas.
Hundo al esperando,
¿dónde te encuentras, reflejado?
Como otros te tienen, tú eres mi motivo.
Mordisco de mi cántaro,
juramento de mi decoro,
te quiero incierto.


El calambre fue impertinente.
Las virtudes cardinales calcaron la cocción
para tomar la paciencia como una discusión con el hastío,
con la templanza en los fragmentos de lo amargo,
con la fe predispuesta a ovalados esquematizados.


El temperamento es imputado como una maldición,
irritarme es un derecho,
influenciarme es un debate,
esconderme es amontonarme.




Estamos prometidas como el artefacto que ajusta en tu acera si obtuve
en la suerte de que el tinte no se oculte.

Todas las esquinas están limpias,
conciencia corriendo en las aceras,
salvadoras superponiéndose a los sistemas.

Cogiste con mi nombre en el umbral del adentro,
especulaste con el límite de la selva según decoración
ahora por hambre afilarías tu lengua porque te han dado la sumisión como reclamación.
El hielo, el hielo derretido hasta que lleguen los créditos.

Si no tuviera nada que decir, el ruido no existiría.
El sol me da energía, pero me matará porque lo estoy contaminando.
Y las sonrisas no son lo que yo sería, sino lo que el fundo con el mundo.
Y las lágrimas son de león, y las lágrimas son de crisantemos
con el último respiro que pide la certeza del testamento.

La destrucción es un condimento,
la hierba se pisa porque el camino no se puede interrumpir así,
pediremos la relevancia de vivir en una cascada,
nacida para ver la mejor partida del alba
me deslizaba en cualquier bordillo,
me notaba en cualquier suministro.

Aplicamos sus secretos
tornamos el Credo,
terminamos el Ave María hasta te pertenecía.

La lluvia cae, pero tú naciste superflua,
limpia de pensar que me limpio,
hasta proveer en tu rosas de 'me caso' o en tus despedidas de confirmación.
Adiós, coalición.

Rezo por una mujer nueva,
atrinchero las barreras.
Sin metabolismo,
no existe lo sensitivo,
si hoy por invención,
crecer es un artilugio de la confesión.

Lo suficiente se desprende como una demostración,
igualamos la necesidad con el ocio siempre.

viernes, 5 de mayo de 2017

El estómago tiene un contrato,
me estoy quemando con la fuerza,
hablo noche y día con la energía,
pero el papel higiénico no pregunta '¿qué te pasa?'

Reclamamos una sopa de letras
pídeme que te escuche, pide que te de comer, pídeme ahora que no sales de la puerta.
Planificamos la repetición,
bailar hasta acabar con el susto.

Estaba sonando en la puta idea
forzada a ser elevada.
Las renuncias van directos al descubrimiento.
Sabía que íbamos a durar poco con miedo,
el pleno sentido de estar a mi propio descubrimiento.

Supura el inaugurar,
elegir la sabiduría está por encima,
si no le plantas tu posición,
se olvida.

Referencia de dominio,
abriendo el desliz se está propagando el exterminio.
Si no me comiera todos los gérmenes,
no acontecería el ejercicio de una mujer del todo independiente,
aparentemente interpretable.

-

Determinada distición,
lo hago porque quiero,
hablé con un mismo nombre,
recorrí todo su conjunto
a insultos, al podio de un inventado sexo,
eso hizo el convento,
dejó implícito el testamento.
Ahora es constatado, siéntete arropado.
Profundo como superar un divorcio.
Si te ofenden, les fallo.

-

Primero, llegó la coreografía.
Segundo, la caligrafía.
Tercero, la literatura.
Supimos en el invierno año,
que podríamos estar sangrando,
que mañana estaremos escribiendo.
De noches sin cura,
de luces artificiales.
Asentimos el apocalipsis,
destrozamos otra vez y volvimos a los que lazos que recogieron saben.

'Dicen, 'joder, te rayas por todo, te rayas por nada'.
La habitación está independizada,
la obstinación era propiciatoria,
sin cuidar la apariencia.



Filosofía, ¿qué repasas?
¿En qué estabas sacando muy buenas notas?
Absoluto, todavía no.

No tengo lo que quiero,
pero me meto lo que tomo.
Enzarpada, no me voy a arrancar estos ojos.

Interpretaciones contundentes,
LAS MUJERES SOMOS MUJERES.
Ya basta para no arrodillarse.
¿DÓNDE COÑO ESTÁ MI CAFÉ?

La casualidad se manifiesta,
pero la característica es la cita.
La ignorancia no es un negocio.

No se trata de perder el tiempo,
se trata de ocuparnos de todo.
Eso dice el calendario.

Las oportunidades se tocan y se hacen escombros,
las proposiciones fueron un modo.
Tan asible como imprescindible,
sufrir sin aprender es degradante.

Fuerza del espíritu da el salto cualitativo,
el Imperio es mi idéntico.
La corona es la importancia.
Tan viva,
éste momento está por encima del espacio.

Una dragona preparaba la obra sin parar.
Megalomanía, nos criaremos en el rap.
Ropa de mala lana y el resto será el arresto.
Transgrediremos la barahúnda,
brotará porque debe ser y será.
¿puede ser ideal?

No nos conformamos con celebrar,
tenemos que pararnos que pensar.
Me meo en los analíticos,
me corro con los instintos.

Examinamos y consideramos el suelo,
como parte de nosotros, como perros que no son escuchados.

Dolida en un modo jerárquico,
comprende que pasea por conversación,
convirtiendo el intervalo.



El rumor es de segunda mano,
sólo queda el mandamiento de un gato.

Se abrieron las orillas,
pasa y despierta.
Reinterpretada en el sistema penitenciario.

Metáfora,
la única es que todo el mundo puede hacer lo que quiera.
Ejerzo la nomenclatura en su efectividad,
no me pueden pausar,
tampoco estabilizar.

Corrijo, salvaje.
No moldeable.
La opinión la dirá el perfume.
La tradición es un término,
mañana será el mismo estilo.

La delimitación del asentimiento es el prospecto,
te han dejado en los huesos del destierro.
Resucitar cada mañana, en la extrema situación de las cicatrices.
Te abandonaron como nunca, te abandonaron como siempre.
Lo existente hace que mi cadera no se mueva corriente.



Te escribí como un manifiesto,
te poseí en un nuevo dialecto.


miércoles, 3 de mayo de 2017

Se olvida la etapa porque soy yo misma,
'y ésto que te está pasando lo recordarás llorando, cuando ya no pueda ser.'
El desnudo a la defensa, 
el instinto a la respuesta, 
la desesperación a 'pasa la noche despierta'.

 Dime que la espera, el suspiro, los poemas de antes, los poemas de después, no será, yo ya no puedo, yo ya no te abrazo, tú fuiste el culpable de mi llanto'
Que sea enorme el placebo por sobrevivir como sólo una sacerdotisa encomendada a algo.
Deberíamos habernos cuidado,
no nos hemos puesto a salvo.
Porque sabías que algo había pasado,
pero ahora eres un museo harto.

Nunca han existido,
no me acuerdo,
solipsismo
provocó mi duro desencuentro
se cerró la puerta, se abrió el pánico, no estabas en el asiento, se me hizo razón el sentimiento..

El amor es protección.
No viniste a contarme, pero en mi fantasía  el amor era egoista,
mi pizca de mentira.
Septiembre se llenó de conjuros,
pasó el rescate, cortaste los muros.

Las bacterias increpan al llegar a casa,
vivias tu vida,
no te habías dado cuenta de la infección por el camino,
asistías al error sabiendo que era pan para comer,
no me vengas a buscar, que yo no te perdonaría lo que no he podido perdonarme por ti,
no me nombres, me voy con el alquitrán, las puertas están abiertas donde me oculte, infringí, seguiré así, no me busques a mí.

Se ha apagado un espejo, 
plantea por primera vez en otro nacimiento,
¿qué está pasando?
Siempre es bueno hacer por primera vez algo.

El vacío limite es inservible,
por eso, se llenará de ilusión de mi padre.
Clavaron el domesticar, sé que el sólo 'estaré'.
Donde yo dije 'ven', y respondieron 'no te rescataré'.

Las canciones y otra vida nueva,
no pueden ganarte,
ni siquiera un hombre.
Alcanzaste la Divina Comedia, día por día,
los círculos al mísmisimo infierno de la esperanza,
Beatriz chocándose con la inspiración en cada ventana,
y sobre todo, a lo que más temo es que no escriba nada nuevo.

Sabrás que inventarás palabras,
recorro de puerta en puerta la portada,
pero creo recordar que nadie tuvo que verse ultrajada en la tierra soñada.
Cuando me veas los clavos,
mirarás y pensarás que fueron sanos.

Como una mujer, te quiero más clara, sabiendo que respiras,
la integridad quedó salvada.
Ay, que en estas manos malditas,
que tienen siempre a la que más necesita.

Ya lo sé, otra vez he enloquecido.
El siniestro se cumplió en un 'te quiero' en un me arranco a besos.
Todo los deseos y faldas en los vientos,
ojos que saludan,
y tras las horas, acababa de volver a entrar en la Universidad.
La realidad en la mente es una cosa que no puede comprender a alcanzar,
soy un caso a estudiar.

Recogí a una persona sin hogar,
donde vi habitar la honra,
quiero a vuestra crueldad,
sin amar se echaron el destino al pecado,
chillamos el arrepentimiento,
rozamos todas las muertes por cada senda de quebranto,
se hizo impóluta la intención,
no pediremos perdón,
volveremos al exilio.

Me entrono blasmefada
con el pensamiento de la carne humana.
Madre de la isla,
untar la rebanada,
se iban a dormir, puse precio,
dejé el abstracto, me dejé llevar por el momento, estaba desesperada con un '¿qué he hecho?'
El peor límite estaba remendado,
no sé como puedes dormir tranquilo.

La razón por la que durarás,
las dudas que borrarás,
pasaran los años con la entrega a la pena,
nadie peina.
Ahora sé lo que va a ser volver a la poetisa.

El sur está afligido,
hoy el ido ya no será lo mismo,
se desvanece la conquista,
se me ha escapado el primer pensamiento de la mañana.



Ésto no es el absurdo,
ésto es el verbo

sábado, 29 de abril de 2017

Le bailo lenta al tedio,
tuerzo la sobredosis al desvarío,
el aire está alérgico.

Ente triste, entré

Un precipicio y la vista al instinto de supervivencia por la permanente,
pero, ¿cómo se construye un día?

Absuelta por callada,
una única manera para el mañana,
rayos de conveniencia al uso, no podían parar


Han conseguido lo que pedían en la conversación,
han colmado la controversia en la presunción
Cavé la fiesta a base de negligencia,
hasta sentir la seria euforia,
al silencio lírico,
al estrógeno de la voz siempre en intención

La noche pinta el jardín
sin lujuria al sol

Estaba truncando la coincidencia,
la apariencia estaba destinada,
la forma está construida,
el contenido es éste libro.
Las personas que no leen,
parece que hablan menos,
no conocen levantar vuelo.

El espectáculo estaba dispuesto en la plataforma,
Carlos V con las uñas pintadas,
cenando condimentos del colmo,
hasta rozar los máximos abajos,
y demostrar entrañas de melancólicos impuestos,
la corriente de un río negro

Alguien te estaba llevando,
en este videojuego de la clarificación,
si pueden, tienen que follarme con condón
no pueden tocarte
tienen que entender que son suplentes,
tienen que entender que sólo tú me atiendes
Desde el quejido inverso,
el movimiento es tensión,
¿qué hice para merecer ésto?
Secos ojos, la vida es bella
La vida es el concierto de una belleza negra


El vestido es un lienzo
a través del tengo
juventud y océano

Procesando medicina, procesando medicina
cuando el efecto es cruel
y se hace una intencionada despedida
He estado a tu uso,
tengo todo tu reglamento preguntándose mi comportamiento
Violencia de sirenas,
que se pegan a la roca,
y hacen de efímeros su primer amor,
hasta dejarse sin límite en el hipnótico sentimiento

Las reglas están despedazadas,
sé que aumentaran,
ya soy como ellos,
ya me mandan al cementerio

Y mis sueños me lo decían,
caricias en festivales y dos noches seguidas alguien te abandonaba,
y las visiones despiertas veían que te querían destrozar la existencia,
la situación de la absoluta batalla,
las pérdidas al pomo,
en abrazos,
hago argumentos sobre ésto
sabiendo que he elegido cronología en mano,
ser una mujer profesionalmente visual,
me opero todo los días por la estética,
en la casa de la penitencia
la boca siempre abierta



Sólo se da lo accesible,
la fiebre del legado,
el instrumento del sustantivo,
perdiendo lo fundamental
a una unicidad intelectual,
qué se olvida, se baja, hoy en noche se aumenta, se sirve