lunes, 7 de diciembre de 2015

Todos me llaman la madre.
Tras el parto patriótico.
El tambor lo propongo yo.
Me he comido una tonta fiesta.

Sabe, Reina de Saba, a base brillante.
Cerezas en mis uñas.
Sabor Baileys.

Que dices siendo una negra gangsta,
donde ya no quede la atención,
bang.

Mi verdad es exagerarda,
extravagante,
de las de que son muy de puertas para adentro.
Trago.

La vida en la ciudad debe ser como explicarle a un año como ser.
Bum. Bum. Bubum.
Bubú en Yellowstone.

Quedaría pérdida si no supiera que  en todas las nadas hay un fin de pérdida de tiempo.
Fumo sueño.
Trigonometrías en mi triangular.
Maja ella baja.

Rugido de león,
así con la vida.
Música, mi esposa.
Nos follamos juntas a las estrellas.

Algo divertido.
Químico.
La molde va a servir café a su comunidad.
Olvidadlo todo.
Es tiempo de fingir.

Underground dorados.
El tiempo sola.
Echando al de menos.
Echando al de más.

Chillo '¡Primero va a estallar una cosa porque es el curso!
Y digo ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí!
Sí, quiero encontrar ese puntito perfeccionante.
Conquistar.
No irme a dormir.

Reflectando para conquistar un corazón.
Se mío,
en mis drapeados direccionales.
Todo lo que tú haces lo quiero en mi colección. 
Punzada de mirilla



El tiempo perdido,
el tiempo,
el tiempo,
el tiempo.
Siempre hablas de a la fuga,
gargantada.
Este es mi paso,
este es mi paso,
paso.
Para la perfección..

No hay comentarios:

Publicar un comentario