jueves, 14 de enero de 2016

Brisa clara del anular,
me despierta pedir prendida.

Memorias de búsqueda en el autobús,
siguiendo al peinado,
del chillido alterado.

Criticas en voz baja, alabanzas en voz alta.
Después, el rezo de la oración.

Ella está enamorada.
Ella está desesposada,
de lo que puede y es.
Can we party later on? Yes, yes.

Pulpos en pantanos cívicos,
captadores de la noche,
Yo choqué y me descapullé cachito a cachito de dicha.

Todo lo que quiero es alguien que cante en alta mar.
Di que si y daré a la desbocada.
Para que siga siendo una diana de cazadores.
El mimo es mi manía.

Buscando la salsa en el banco,
encontré la canela afrodisíaca,
cuentos de antes de morir,
paraísos sureños.

Provocante en el pentagrama,
como la diosa me trajo al mundo,
desesperada y despampanante.
Aplazando ser demolida.

El auricular rebota en mi culo,
porque es salvaje lo cierto.
Acierta la marea en mis multas.


Soy la burbuja como arbotante.
Antes, un bebé aprendiendo a hablar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario