lunes, 18 de enero de 2016

Trato de las espinas como siempre,
como sembré.
Intentando arrullarme en la mujer-casa.

Tengo mil hijas que piden al hombre mágico.
Que vaya a recogerlas al colegio. 
Su saliva es el afluente,
de la que pide ser amada como mar.
Trato de pedir un hombre que no las quiera educar.
sentidos cognoscibles,
sean cemento para mí.

¿Así que todo cuela como energía?
Dato.
Como una liebre galopando,
como una gata engalanada.
Vamos, mujer mágica haz girar los girasoles.

Es el indicado,
lengua de fuego.
No tenemos que perder nada en la despensa del pensamiento.
Sólo que lubrique carburante,
para alcanzar el rascacielos.

Virtuoso mando,
las negligencias  buscando los fallos para felicitarlos.
Vestido de verano,
desnudo.
Tápame menos.
Repite conmigo:
'Sabemos buscar'.
Movimientos sin calificar,
movimientos aceptados.

Viajar en las viejas estrellas,
jugar a videojuegos jaleando,
ésto es mi bienestar.
Sorpresas constantes,
todo lo que hago es una fiesta de la belleza.
Llevándome al otro lado,
el difuminado.

Creo en los amaneceres sin saber que aparecerá en locura,
hablando despacio en claros.
Al amor me llevé, resplandor.
Al nuestro vuelvo.
Al antes, ahora competitivo.
La fortuna contraria es la fábula.

Sé que estabas tratando.
Te vi intentando.
Todo era Citerea junto a ti.



Si te dejaras en este cofre con tu todo,
fallecerían los días en un tondo, 
tomando las pinceladas de palabrería.

Soñé tu tú.
No quería destrozar lo que aconteció.
Pasa que mi libertad no es perdonada en el malentendido.
Recuerda que la liberación requiere liberación,
reinvento a la ibera.
Las cosas las como en la sugestión.

Si me dejas ser tu amante,
sería la pieza zarpada de tu rompecabezas,
tenue majestad.

Espero que comprendas que los hombres se podrían descalabrar para ser de ti, 
para que las sombras tornaran a tu poder,
en la virtud dividida de la lucha.



El infierno nos implora perdones,
por haberse herido más de la cuenta,
en la ida de la deidad.



Pero no estás,
no estás,
no estás
mañana debes ser un impulso de la cruzada a par y nudillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario