martes, 12 de enero de 2016

Ya.
Ya estoy yendo,
a través de las ramas de las armas,
Mona Lisa.

Vital comando del sentir ajeno.
Te veo andando como paloma.
Calificando sin decir porqué.

Yo,
brisa turbia del arresto del pasar.
Ella es la recolectora.
Ella es una ganadora.

Así que ven a parar abajo,
justo en la pasión.
Que me mantiene libre.
Que me lleva a mí.

Salto la valla del trabajo teatral.
Iré a donde me dejen ser.
Es tan surreal mi silencio de mujer,
 que se sienta en sus oídos.
Es un Virreinato.
Vamos donde se encienda el incensario terroso.




El sueño lúcido elegí.
El uniforme cuerno del unicornio.
 Clavado en la princesa con la milicia de su domicilio.
Minuciosa minimalista,
miles de memoriales están esperándome a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario