lunes, 1 de febrero de 2016

No puedo dejar que la desorbitada tenga cadenas.
No tengo tus tickets.
Bueno, soy libre.
Soy de puertas con timbre.
He hecho a la luna gigante, pies de barro.

Estoy colonizando la provincia de Alicia.
Invento de notas, así se lo muestro a la población.
Así crío el corazón.

Sé que es ilegal amar a alguien como yo.
Así que tengo que quedarme haciendo un casting para las estrellas toda la noche,
rendirme al blues del boulevard des etoiles.

Hago las reglas, dulce luna.
Sortéame otra vez, limpia blanca.
No puedo aterrizar de la terraza desde que alcé derrapando.

Ninfa consagrada,
vicios y virtudes tienen la entrada.

Suena a viento:
'Vivo en el paraíso del libre albedrío.'



Reverberan mis verbenas,
mi cuerpo ágil recorre sonidos de ultratumba.
No se muere de tristeza,
se electrifican los voltios.



No hay comentarios:

Publicar un comentario