lunes, 1 de febrero de 2016

¿Qué ven ahora mis ojos?
Prepárate para la entrevista.
Me muestro deforme comiendo la nube de Ío.
Tengo una moza que zarandea el hueso ilión,
transformando la dificultad me distraigo.

La estratosfera me ha susurrado que puedo morir de cáncer de celos.
Vengo de la grieta de hacer el amor.
¿Ahora que conduces te olvidas de 'Despertar o morir'?
¿Recuerdas los cielos en los techos?
¿La flora de la estantería?
¿La fauna de la ría?

Nada que perdiéramos.
Sólo la precaución.
Lo real debe ser alguien como tú.
Como yo sin dormir porque moriría.
¿Más te vale? 

Tomé tus luces y tus cámaras,
tus citas,
y torno a ser el espectro ya fundido de la acción.

Tengo miedo de la gran verdad.
Clara en el lodo.
Safo en la forma.
Desato tiempo fortuito,
ecatombes.

Fabrico el 'vivir quiero',
mientras me mato en el papel.
Casi me divorcio de mí por no poder tenerte aquí.

Ya sólo soy la musa de mi fantasía.
¿Recuerdas las barras libres de labios?
¿Los movimientos veloces?
¿La diana de ideas?

¿Cuándo me has llevado al cementerio de tu castillo?
Me he quedado en paro y con castigo.
Sin menciones,
sin graffitis de felación.

Muerdo tus dientes.
¿Adiós?
¿Dónde se fue el sueño americano?
A caer en mi aliento.
Maldito seas.



Tú eres el marco de tu retrato.
Y yo soy la máquina de maneras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario