lunes, 18 de abril de 2016

¿Cuántos leones?
Una leona.
Dos leones sucios.
Poseidón, posee la saliva.
Rimo más que me enamoro.

Represento a la pastora,
ejecutando el enjambre.

He dejado de ser muda,
para ser monosílabo.
Ahora,
róbame las letras de los recuerdos.
Vivo con la pluma,
la nave en nube que alucina a la luna.

Rica en el museo,
musa del deseo. 
Líos de faldas paralelos, 
las aventuras excitantes.
Excita el éxito de tu extintor.

No doy el don,
un fenómeno de ecuación.
No como estados de coma,
me los tomo a broma.

Ser camaleón,
lingote de transparencia.
Arca de secretos,
para ser concreta.

Soy el saludo como un parentesco.
Juegos de desconfianza,
réplicas de locuras,
Me gusta hacer ésto,
entonces no puedes dejar de dejarlo caer.

Acoge el animo,
abre el agujero del ánima.
Me culpo a mí por mi reputación.
La verdad es un Estado mental.
Sin educación, 
sin interpretación.
Así te quemas.

Las estrellas se van a la mierda,
mierda de agujeros negros,
mierda de muerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario