miércoles, 1 de junio de 2016

La única muñeca se ha hecho un vendaje. 
Sentía en las  calles,
veneno en mis venas.
Yendo hacia el yo,
satisfaciendo el celo,
sacrificándome en el triunfo,
santiguándome en el crucifijo.
Reconforta ser fiera.
Y la reina se está desnudando delante de mí.
Sexto mandamiento, ritmo en el sexo.
Poniendo mi cara por ir más allá.
diseccionar la dirección.
La única muñeca es el fuego siendo fusil al hastío.



Pájaros en conflicto.
No quiero perder al mito.
Quiero huracanes de inmortales,
Camarón calando.
Esta es la casa de arriba de la ría de mis lágrimas.
Demasiado joven para cesar de decir 'fantasía, ven.'
Mi mente está en mi miseria,
para armar al pensar libre.
Ven, difícil.
Ven e id, genios.
Trabajar en la diversión como una perra oliendo a ellos.
Trabajar el mundo.
La criminal y sus pequeñas criminales eran las capitanes,
para descuartizar el Universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario