lunes, 13 de junio de 2016



Zorra en la zambra,
dócil saliva.
Tus besos son el ataque inicial,
Luz como un 'come on, come on'
en nuestra cama, 
en el retrovisor.

La piel está latente.
Levito en tu 'te veo'.
Abro la fantasmagoría
y callo mi voz.

Tú estás tratando al toro,
yo al trato.
Yo asiento las revelaciones de las convulsiones.
La ópera opera el gemido mío.

Para verme sangrando,
tienes que ser sagrado.
Dejarte en el don de la diversión.

Y alzando mis dientes al Sacromonte,
mis raíces rubias rizabas.
en la penumbra,
haces el juramento de entrada a la piel como miel.
Si decido donar.
Serena, centinela.
¿Por qué nos estamos amando?
Domino al Dios.
Pido trip, trip.

Humo que se repite todo el tiempo,
en la siembra de la ceniza.

Desmembrame, 
pensando en tus miembros.
Dame tu contestador.
Más que un susurro,
es una perversidad.
Aguijón, hazme perder la razón.

Dame
el semen del silencio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario