sábado, 29 de octubre de 2016

Unos crecen, mientras el mapa gira.
¡No es una desgraciada, no es una desgracia que no tengas dinero.
El monopolio que te encierra es la ceniza.
Incomprensible como sufrir enfermedad si al final, acabamos en una basura.
La voz me proclama,
y el tránsito es mencionado.

Las fábricas fabrican lo fácil,
cuidado con lo que pones en tu emisora,
espero que te traigas tus ideales,
que no compres todo lo que venden.
Consolará la gramola,
sé que en el ejercicio de la misa de los compositores bordeados,
seré la zanja del estandarte.

Estoy en el capricho de la habitación un sábado suave,
porque mis amigas han puesto follar en un pedestal,
ellas saben distinguir las manías con el matrimonio.
No me olviden,
mañana iré,
pero hoy tengo un agujero donde meterme.
Estoy y estáis.
Siente el subterráneo, yo lo comprendo.
Así son avenidas alterables que relucen.
La zona y la ciencia,
mejor si vas a encontrar el corte, aunque tengas el acero.

También dejé el azar en el bar,
y aún estoy echando de más en el ciego del jueves desde las tres hasta que el tren me estaba echando a las diez.
Mi suave pelo en el fango se asienta suave en mi espalda.
Lo que liga, canto todos los días ante de que el despierte el gallo,
lloro todo el clero,
no existe el orgullo.
Menos mal que antes de decir has metido,
menos mal que me has pedido el divorcio antes de abrir el litro de cerveza,
iba a ir a por ti en el segundo sí,
y ahora preparo Atila en Spotify,
Píllalo, fuera faldas presa de Orfeo.
Ya lo hago por ti porque entiendo que sustentes lo que es estar enamorado por allí.
Caeré en mi indiferencia por el que iba a ser mi marido como Andalucía entera, illo.
El gobierno asesina porque la gran lagarta gobierna,
¡espero, amor mío, que sea igual de exacta en la prosa!
Sé tocar, ante el esperpento de no volver a reconocer,
tocaré el presente como una línea de indeleble,
la transformación que se lleva en el espejo hasta longevo.
Dormir con tus dedos en mi clítoris,
-puta de mis causas-
no soy títere titiritando,
me voy por la orilla de un río.
Claro que no hubiera parado de girar en el mismo si me hubiera enamorado del mundo.
Claro que del inmediato pensamiento podría ser la perla.
Pero marchó,
¿cómo era su voz?
Cerró la puerta y yo fue la reverencia  y la referencia en la actuación.

A ver, que si queréis que recite un cacho yo fracciono.
La cumbre resplandece y yo me estoy corriendo,
'por eso yo creo que mi coño es la puerta de mi alma'.
Recorro la escalera porque se que no me va a decepcionar,
la estructura dura,
la sola es la sala,
impresión en el siglo.

La consideración es la religión,
jalea como un gerundio,
Yo me voy llorando,
la sinestesia es el sensor.
Mesalina, Melusina y también de momento, 'suave seda, suave seda'.
Si ir es ir, yo no me voy a rendir.

Mucho ruido, pocas nueces.
Planté mis demonios y ahí te mostré mi desahogo.
El corral es el cirujano, como los nómadas llegaron al Acrópolis a colmar el colmo.
La cantidad convenida es el seminario,
la calidad es para aprobar, es el reclinatorio,
la fantasía plástica es la cortina.
Anatomía sobria, sé que quiere pelear contigo por la bebida.
Volver a los festivales y fijar mis ojos en el cajero en el Mercadona.
Tienda de campaña,
goma de las bragas,
cuando vas a desabrochar los botones después de las aventuras.

El fenómeno de la fiera es la función del fonema,
Podría creer que mi época no ha dejado de ser animal, pero el país ha  ilegalizado con frontera.
la fortaleza dibujó finito el fin en una fecha, no en la naturaleza.
Playback, mi boca, cuenta a mi oído, odalisca de mi clan.
El estudio tiene todo mi espacio y mi intención.
soy política a la distancia y distingo la traición.
Si yo no vocalicé mi mejor, lo que dije en mi no - cumpleaños no se cumplió.
Me reinicio para despejarme entre mis piernas,
no son tiernas, son un enjambre.
Olor a delantal,
envío mi solución como un puñal.
Lo normal es que estalle por casualidad.







Lo que te ofrezco es dama y vagabunda es de forma incondicional como tradición de lo original y tú te vas a enredar fidedigna al ser confesada.
Que oportuno es el turno.
Fugaz no falto,
busca su función por encima de ínfima,
tengo dudas en la mente y dedos en el desembarco.

viernes, 28 de octubre de 2016

Lo mundano es esclavo,
Pentecostés dijo que lo que se extingue en la frase son las dimensiones y serán las dimensiones que alcances.
Irreconocible amenaza,
el sentido en la tienda tiene que ser unitario.
Aludida por diaria,
Cronos extrahistórico,
como retrospectivo.
Miré alrededor y denoté la táctica.
Una actualización del primer tiempo del universo,
unibeso.

¡¿Por qué me celebro?!
¡Porque soy la conmemoración de cada reencarnación!
La  resurrección es inculta.
Es evidente el testamento,
todo lo que has creado se suspende como un acontecimiento.

Tengo tantas cosas que hacer con tu gerundio,
pero tener un hijo sería como querer a alguien por el recibimiento,
quererlo por tenerlo.
Aún así, podría ejercitarme por el valor de la reproducción.
Estoy segura de mi semejanza,
como la obligación que pueda dar para el ejercicio,
querré darte a entenderte que eres libre de estudiar con todo lo que pueda sacar.
Sin embargo, ahora que me de la libertad de aprender de no ser fértil,
fuera de Cesáreo de Alejandría,
a sabiendas que soy el emplazamiento de un puerto.
Una clase de la escuela con un único sonido,
estoy en Tumblr porque es el imaginario único,
pero tu voz no dejará de ser inalienable demostración en la diapositiva en opaco.

Tengo a mi ex novio en una boda calcando con un saxo 'I'm not the only one'. 2015. Sam Smith' en verano, en una boda.
'And I know, no ,I know I'm not the only one.'
Te tengo bailando aleatoria sin sacar del 'aquí te mantienes' el Spotify en el ordenador.
Tengo la volundad marcada como just enough.
Qué me entierren como incesante del producto de mi notaria.
La ruina completa y compleja es ejemplar.

Lo sabía, lo sabía, lo savia.
Sabia que dejar la ventana abierta era ver lo que yo no pretendía.
Pues cierra con la X, que sólo lo público es lo que os concierne.
Lo que espiáis os deprava como emerge.
Como una venida de quimioterapia, 
como una vena de sangre dramática,
mi lírica asusta y hace que te cuestiones la poesía,
porque yo te repito y te repito que no soy poetisa.
La curiosidad es lo que te ha llevado a ver en vida,
pero no ha matado a la gata.
Ya te digo,
lo que me decías que no podía ver,
me daba igual con lo que estaba haciendo detrás.

No es milagro, porque la Revolución ya estaba anunciada.
Tomo como conmemoración,
la terminal es Artemisa,
no Lucrecia perdiendo la vida por la vergüenza.
La foto es otro.

Fría como la Unión Soviética,
estoy en la organización de las marchas de las que no llevan teléfono,
cuando el efecto siempre es fiesta.
Atea estratégica como una balcón con artillería,
au bonheur de l'université entier esclave.
El medio más poderoso es la regeneración,
el calor como ramos de rosas rozando.

Lo insulso no atrona,
eso es vació,
pasemos al régimen de la propaganda en el espejo.
¡Qué desconcierto!
Parece que todos sus organizadores en los auriculares están compitiendo.
Pierdo el norte y ya en los círculos en el cristal no aparezco.

Mis reglas me abrazan y me rejuvenecen,
no parecen razones,
parecen partes,
parecen el inicio de las intenciones.

Lo de desmontar las artes se queda entre tú y yo,
como un motivo esencial,
lo que me hace ser peligrosa es lo que no me hace ser manipulable.
Grandilocuente,
suena a trivial
y escoge la satisfacción de una necesidad.

¡Compañeras, recójanse las trenzas!
Frieguen con sus madres hate.
Vamos a ser víctimas de los que nos piden sosiego.
Falsificad menos,
perder el último pecado original,
el miedo.
En el recreo, alégrale a ella,
sé el instrumento social,
sé la versión de la realización,
da lo mismo que lo mismo da.
Yo me voy a mi cama y tú a la tuya a descansar.
En lugar de ésto, te ampliarás a tu maravilla.
'Qué tengas un buen día, bella!'
Todas las mujeres que exponen su ropa como marca,
me reservan a mí el aprender,
'En tu piel sólo hace falta curar las quemaduras con miel.'
We should be lightning up.
Start it with a lightning.
Súper claro,
como yo mejor me lo paso es bailando.

El trabajo admira el fin de semana porque no es siervo,
porque no es obligación el recoveco.
Y yo, me veo tan visible, la semana que viene en la ruta del cuadro,
como me vi en el Época, delante de la facultad de derecho, rodeándome delante de conversaciones aleatorias siendo las artes liberales.
Como saber que encerrarse en la habitación con el puesto de apunto,
es la negociación de la lanza
para ser independencia de la dirección en la declaración.

La imagen es mi alejada,
mi antemano es limitada.
Lógico, lo harás fácil.
El primer pensamiento es el presente de la conciencia como el diálogo más importante.




Voy a terminar en el medio como la siguiente manera en el que al publicar voy a quitar la rienda.
Querremos la versión,
mis ejercicios de bachillerato en matemáticas en el alma están en esta métrica,
las rejas es cuando tengo que cerrar la puerta porque las canciones estaban enzarzadas con mis hermanos siendo zánganos en la colmenas buscando el final de mesa,
ingresa por si me inmolan. 
Multinacionales se quedan resumidas en todos los menesteres que debo.
Vas a las masas, pero vas a las musa.
¡La delgada línea floto en la casa como cachorra!'
Sudo y don como solar.
Cuelga, no necesites un faro y empieza.
Quiero aclarar un punto que es mio,
mi lona prima es la moneda,
toco madera.
Entre la espada y la pared,
''¡Vente conmigo, gitana, nos guiará la buena suerte!'.
Paraíso como abogada en el negocio del desperdicio,
crucemos los dedos por los ojos rojos,
para ser la cuchara del café al día siguiente y no ser el arrepentimiento por dormir y quitarme los ciegos,
sé de todos aquellos, por salir a la calle, que se quitaron las rayas de los ciegos por las faldas.
Por fermentar como un preparado.
Aún siguen,
pero lo mío es aún más barato,
un festival como escenario.
Para Blogger hacían falta dedos.
Malo por lo que no me llevo,
di y no ten fallo,
será verter tu terreno.
Ésto es lo que yo más quiero.

domingo, 23 de octubre de 2016

Al convertirme a medias no fui céntrica,
la única prudencia que resuelves es la de parpadear,
árida no es ser solitaria,
compongo como una necesidad de instrucción.
Prometí que serías ascendente,
hasta crear las leyes inmanentes.
Yo me elevo con vino o con comunicaros.
Pienso que ensemble,
es un acomodo de mi voluntad.
¿Qué tienes para mi bien?
Retrato el jamás exagerado por si algún día he cambiado.
Oh, pero quiero el diagnóstico complacido,
el tiro opresivo,
el alivio ofensivo,
la crisis como una previsión.
Mi negativa histérica al mundo es necesaria y espectacular,
pero no es eficaz.
Sólo te deja quebrándote diciendo 'eres tú, muérete',
rompes las tecnologías,
y por la mañana me despertaba llorando porque no te veía en la vía.

No arranco todo lo que miras,
lo nutro de homenajes.
El talento del motivo será el que yo quiera si, mujer, quieres seguir a mi vera.
En esta pena, yo te hago Titania.

En la arena está la lengua.
Tú corriste hacia ella, por sentir todos los rincones de las décadas.
Habla claro, habla sucio, habla sobre tu edad.
Grita en la gruta, gana young gun.

La provocación permanece pesada y nunca duerme.
Osa ser voluntaria de la alta alcurnia,
denso tranvía,
víbora ingrata,
sílfide ingrávida,
hechizo de hazaña,
tienda de platino,
márcame el camino.

El monumento es el fonema sepultado,
para que comprendas que la paciencia no me gobierna.
Yo me marché al alba, maullé.

Discierno imprudente y prematura,
me uniré contigo en lo que estás prometiendo.
El rey siempre es rey hasta que llega otro y te folla mejor.
¿Dónde te compraron? 
¿Quién te lo ha dado?
Lo efímero nunca me parece poco.

Levanta el rugir, león, como mi dueño.
Consiento todos los discos, hasta que me mude.
Mi última gota de sangre es mi sosiego,
sé sola saber lo que me satisface,
quien me ampara y quien es inconveniente,
quien da la rienda y quien es prudente.
Conocí y todas las mujeres se resumían en mí,
puedes inundar mi cintura, también me llamo 'Carmen'.
My skyline es mi eye liner.
Tú me enciendes, tú eres mi líder.
Cuando no está la televisión,
la reina es mi solución,
Tú escribes cuando lo necesito,
tú predicas tus senos,
tú eres la dirección de la dimensión,
tú eres el pabellón del acento,
tú eres el remate de la intangibilidad que cese, que cese.

A tus padres,
'ésto no es así, ésto no es así'.
El barro es polvo,
el polvo es descanso eterno,
yo soy el abismo mayor que he circuncidado.
Mi séquito está perturbado,
pero si la realidad no se hubiera juntado con todo lo que he descrito,
no me hubiera dislocado.

El precio del dedicado al arte,
es que a la hora ya esté recordando que eres diferente.
Acepta la condena como una forma de seguir en oferta cuando aparece el instante.
Mi amigo es ambición, así es de imponente.

Pálida como una pregunta,
como un elemento aéreo,
lanzas la poesía sin miedo,
sin  haber quebrado ninguna. promesa.
Telaraña,
ningún dios te había dado tanta tristeza como cuando se acaba la lata de cerveza en tu habitación,
porque es tu color favorito,
porque mi lecho en ti es consentido,
porque no es sereno.

El remedio no es juicio desesperado,
privilegiado entendimiento,
desprendimiento del Olimpo,
mi mano es la última mano.

Rock, rock,
te queda poco para salvarme.
Como yo hablo simbólica, pienso que también el resto lo hace,
y no me volvéis loca,
 acompaño al gobierno viviente,
me volvéis salvaje,

Este es tu bautismo,
todo el agua del lamido irá a la capilla,
todo lo que hay en la cosecha,
será enjuta.

¿Vendrás a mi motel?
No sé si seréis mujer,
no sé si os sentiréis observados en el semáforo por el tema del sujetador,
o por bailar si yace en la expresión.
Víctima del veneno anatómico,
dime que amaras los milenios de mujeres muertas por su volumen,
si no, 
me permito ser insensata por la calumnia.

Los horrores no dejarán que amanezca,
¿has olvidado a la demostración?
La región del gallo se olvida de sí como un almuecín.

El pergamino menciona: '¡giremos, giremos por todo lo que pasa hasta en casa!'


Salomé. 1899. Anglada Camarasa.

miércoles, 19 de octubre de 2016

Sea of wednesday.
Quieran o no lo quieran,
tu pasión está distinguida por la electricidad.
Tú adoras la didáctica como el toque de la elección.
Natural y espléndida,
aunque en toda la tarde no haya habido cerveza,
my girlfriend, my girlfriend.
La oda de la costumbre no da,
y divide la tétrica tormenta de verme vivir y morir.

Eres lujo porque eres la intención y aunque quizás la pizca sea la traición.
Vete de mi habitación,
¿confusa petición?
Todos tenemos derecho a ser Dios.
El Cantar de los Cantares son gacelas,
fabricando las formas,
los suaves sentidos.

'Eres mala para la sociedad.'
'¿Es qué no piensas en las personas?
Paso de vosotros en las palabras.
Between
Alicia en el País de las Maravillas. 1999. Tina Majorino.
La vi infantil y el té de hierbas ahora es diferente.
La lógica es tambaleante.

Unlovable
to begin between in the wind.

Especias por aquí,
no temiste ser alumna,
lloras porque puedes
y las caras han chocado contra lovers and lovers.
Planta tu tiempo,
end of your mind by inside,
¿cuánto ocupas?
¿cuántos animales irán a su pasto huyendo any more?
Te tocó poco, pero largo.
Llora al jardín germinal,
hay muchas formas de que no esté un hombre,
if you don't fuck time after time,
no nos concierne,
por si me das más y yo más quiero luego,
around you, you're blind and try to find the history.

Tengo realmente preguntas sobre la realidad,
para completar la muerte del sol
y saciar mis siniestros
como la sin razón impuesta ante la concepción.
En cada minuto,
no dije lo que decís,
no tengo lo que tenéis.

Only one for me, away from me, interpreto Prozac nation.
I don't wanna be so shy después, sí soy.
Tú tronaste el trueno por bruja.
Por si fueras difunta,
truena, bruma,
rápido, sueña.

La única marmita es mi mascarilla de miel,
es lo único que tiene permiso ahora a cruzar mi piel.
Cada dar, pedía dorar.
'I've been seeing all, I've seeing your soul.
Give me things that I wanted to know,
Tell me things that have you done.
I've been feeling old, I've been feeling cold.
You're the heat that I know.
Listen, you are my sun.'

No me digas que el concierto no está concertado,
porque te advierto que lo barajaré con el narcisismo.
Muy enamorada y muy separada y muy sepultada,
un carnal decorado de naturaleza.
Íntegro una noche de bodas,
expongo procurar sonar universal.
Un compromiso con la exhibición,
un flechazo sacramental.

El significado del desvanecimiento es nervioso,
es mi éxito.

Tú permítime la búsqueda de las esdrújulas en las puentes.
Grito la grazia de hablar como el concepto de supervivencia.
La araña enebra negros hilos de seda,
hace las labores que encierran tus amores.

Mi habitación es el horno de Sylvia Plath,
éstas son las galletas que esperan entusiasmar,
no me apetece el polvo que ella contempla.

Bendito sea el trasluz de la cerveza en la ventana mostrando su líquido,
liquidando los celos,
contigo soy la mujer completa,
contigo bebería absenta para ser tu ausencia.

Poco a poco,
iba dejando de ser vosotros,
para ser el ego.
No es el espejo en el que me miro,
es decirte en Alameda que no me importa ser la soledad contigo.
Que no le tengo miedo al juicio de ser tu cotidiana,
porque el pensamiento que quiero puede ser oído o puede ser escondido.

Mi mar no tiene cura,
pero le pido a los dioses un poco de devoción,
para disfrazarme de devota y parecerme a la diosa,
y así nos entierren en la lluvia las dos.
Que como Cesar Vallejo lo anuncié yo.

No soy desierta,
tengo la carrera de las borracheras,
las fieras cautivadoras balbuceando una pérdida más.

Lana de Camarón.
Nuestros sueños anuncian:
'Sólo hay un uno, come come'.
Tú, encanto de la pena de mi sendero que ilumina mi incesto siendo tú, amiga, hermana y madre mía.
La Santísima Trinidad contemporánea porque yo te correspondía.
Y enredada en las nubes de tu cabello,
acaricio tu sexo distinto fundida en mi fémina,
con los destellos del enjambre to change,
tú eres lo que yo más quiero,
lo que más presento,
tú eres mi aliento.
Te quiero, vida mía.
No tienes remedio.
Hay tan poca notificación, para tan poco amor.
Te dice la esperanza:
'Soy insulsa,
ve más allá de mi malestar.
Danza ya,
no soy yo,
tú eres mi cielo.'
Eres el ambientador de la Alhambra,.
Eres la orilla de la cala,
el frío de la orilla susurra:
'que no, que no, que no puedo vivir sin ella, aguanta por el aire, aguanta por la tristeza, la alegría y la inteligencia'.
Qué bien me sabe,
qué bien me sale.
¿No hay aquí otra calá?

Mía en el día,
la mirada tibia de la búsqueda,
responde y pregunta.
A través de la vista,
visiona la saliva,
sé la savia.

Apago la energía porque soy contemporánea como amazona,
me dormí en tus escombros
y ahí cante al viento inventos brillantes.
A lo lejos, te abrazo de vuelta a casa.
Callada la mar,
tú me venías a buscar
con el sarmiento como pretérito para volverme a hipnotizar.

La red es la pesca compañera.
Los luceros se alargan como lirios al alba,
nubes de benevolencia celeste.
La venida brusca busca con el catalejo,
cantar de los cantares aún lejos.

El tiempo es el cerebro,
navego mar adentro con su información en un vela,
en un reloj de arena.

Tu acento conmueve a los visibles.
Alicia, ¿tú de dónde eres?
Miro como tu madre.
Tu seno de estaño es tu collar.

La vagina con la decoración de tu invención te está velando.
Has llamado Safo a Saco,
y te han capturado,
que no se te olvide ser el orgullo de la decisión bajo su mecenazgo.
Sabrás que siempre lubrica
porque también soy una lubina,
cuando mi cintura es el espasmo de no pises lo bailado.
Y dentro de la fragua,
puedo tener los ojos entornados,
pero no cerrados encerrados.




He vuelto en gerundio,
dictada por el mundo.
Estoy sosteniendo la sinfonía
férrea en el efecto,
fácil fiar la disyuntiva,
la sociedad no ha venido para ser una condena.
Voy a survive in Wonderland,
tú no te asesinaras para parar por tal,
aunque in underground falling is a 
pretendida fantasía real.
Crema de manos suaviza con lo que señalamos,
hermanas de gracia,
cojan la poción de better off alone
Introspectiva aún tienes que sitiar,
pequeña,
a lomos de un volcán.

lunes, 10 de octubre de 2016

La polución puede mancillarme, pero no prohibirme.
No puedo contestar:
'No me puedo levantar.'
De la fiera disforme que acontece,
yo exhibo este viaje.
El libro preparado y cortas mi futuro con relato.
Tengo que estar quieta y apretar los dientes,
llorar en las líneas si la situación lo pretende.
No tengo que mostrar que soy inteligente,
sólo que soy un recipiente con recursos de sobra y reserva.
La penumbra es la forma de haber revelado el secreto a medias,
relevo el lenguaje vigilando la vigilia.

No soy capaz de recordar a nadie en el ferrocarril,
cuando me recorren
o cuando férrea soy el filo del folio.

Una estudiante para discutir con truenos sobre la prisión.
Santificada en la procesión,
he pretendido que te amen,
ahora tengo que ser consecuente con lo que ame.
Amén.

Trataba de leer sobre mujeres.
Pensé que Belén no estaba en mi estómago.
Sin ella, no puedo.
Cerré a Beauvoir.
Cosí todo el lagrimal.
No llores, conquistada, regálale el statu quo.
Apaga si es preciso el beso de la mañana por su espacio.
¿Quién querría mejor consejo que tu euro en la barra?
Quisiera ser pulga malherida para dedicarme a mirar que en tu puerta da la luna.
Y ser la definición de función en la escenografía que tu elijas.
Ser la rebelión de tu frustración. 
Difícil hipófisis despegarme,
y tú nunca podrás entenderme.
Adiosa
amiga,
¿por qué me has dejado sola?
Adiós,
vuelve mi destrucción.

La marea baja y la vuelta se presenta.
¿Quién te canta en la estación?
La secreción del fervor,
para tu persona,
tengo una mantis religiosa andando en el andén.
¿Quién mueve las caderas de plata buscando en el subterráneo el oro?
Principios abstractos de una zángana que reivindica independencia.

Mi circuito conoce tu nombre, hombre.
El nuevo decreto será ser la aparición,
como una premonición del curso del soul.
Una decena de datos dice que si quieres igualdad con el hombre,
tienes que descifrar la fantasía.
Los escucho en el firmamento.
Fianza, la notificación de mi móvil me devuelve a tus kilómetros.
Se tú el que en la calle llueve con el recuerdo,
y se tú  la ilusión del suspiro.
Dale al play como le darás a mi triángulo.
Dime que vaya a ser la primera impresión del preliminar.
El sexo que di es la experiencia del descontrol singular,
placer con las luces apagadas por la inmanente medida.
Y las mujeres del pueblo querrían condenar a la seducida.
Yo huyo del lecho para llegar hasta las maderas de este camino ya tuyo.
Mis amigas hacen al único
 y su corazón se desflora para darles la influencia de su fuego.
Quiero tirarme a tus amigos imaginarios.
Quiero el tiempo en tus manos por todas las ciudades.
Quiero que seas del clímax la tradición.
Quiero ser la sacerdotisa de mi Dios.
Quiero no llegar a ser anticonceptiva contigo en vida.
Quiero ser como tú,
inmanencia justificada,
desde mi carne de fémina dispuesta a tu salud.
Tu luz.

Eso sí,
de acuerdo,
que te quede claro,
quiero ser únicamente una.
Las circunstancias no son la sustancia, son la droga.
Me amo, de cualquier modo, como una activa maldita.
Que no necesita tu aprobación, así que si no quiere no te lo explica.
Auténtica en el cuarto,
reconozco mi tendencia como la marea de la armonía.
Págame, págame
la región del aliento.
Aunque hoy lo dejo para demostraros que igual de claro tiene que ser el pensamiento.
Para perpretrar la pretensión sólo hace falta el pulso de la abnegación,
si, campesinos y campesinas, hoy me vais a perpetrar,
¡larga duración para contar el dinero y picar el pimiento!
Yo me voy a mi agujero,
que compensa más que me alimenta.
Cualidad dominante,
soy la hostia de obediente a mi contingencia por la autonomía.
Antes de dormir,
calla,
lista,
baila, lee, cena cine.
Doctora,
no existe la resignación en las derrotadas.




Benévola y como un tuit de 'se ha conectado',
sonaré a época.
Siempre que el sol cae, pido.
Siempre que el sol cae estoy en el pleito.
Siempre que el sol cae veo al diablo.
He llegado a casa y no había bendecida poción,
pero el nórdico me ha quitado el pudor.
Nunca habíamos estado tan rotas.
Terriblemente jóvenes, terriblemente imperiosas, terriblemente térreas, terriblemente arruinadas.
Leíste '... una mujer que no sabe que hacer consigo misma' y no te falto tiempo para ser antónimo,
es la única promesa, es lo único que sabes.
Te estás exponiendo por la educación y estás descontrolada en la dirección.
No eres dócil, no eres resistencia,
eres la mezcla con la antigua cierva.
Ella te necesita,
yo me perdono a mí misma.
Por eso te hago, arte.

domingo, 9 de octubre de 2016

¿Abstinencia de Universo?
Mi baba en el Acad de la Biblia.
Detente, eres letra.
Las nalgas son las alas.
¿Qué tengo que renovar para volver a avistar la vereda?
Soy tan fuerte que no quiero olvidar,
facilito el futuro a la realidad
y soy la cordura comprendida como todo lo que sea libertad.

También soy el versículo virtual.
Virtual, no me abandones.
¿Qué va a ser?
Iré donde tu pidas que me llegues con mis pies,
intentaré de interpretarlo al revés.
Extiende la tela,
la alfombra la piso a sangre fría.
Por encima, mis pechos son mi colina.

Verifica mi brillo.
Si no la quieres, muy bien.
Puedo huir donde me alcance la sien.

Mira, marido, como mermo tu póster.
'Una mujer siempre es bella cuando mueve las manos',
dijo aquel periódico.
Y yo, me fui a adorar a Camarón.

Los divinos colores,
todas las ramas arrastro ya,
la pirotecnia de la parábola de aquellos días encerrada en casa.
En tu alegre contrarreloj,
el que roe,
tú eres la arena.
Valencia,
yo voy contigo donde tú quieras.
Me explota el corazón sabiendo que no hay ningún lugar mejor donde quiera cantar el ruiseñor.
Tú me enseñaste que no puedes pertenecer a ningún lugar.
Pero que alguna estación tiene que ser la mejor.
Que los juguetes tengo que tirarlos por el balcón.
Dime que seré tu amada,
cuando camine kilómetros con mis amigos lejos.
Dime que me echarás,
como la longitud que proyectó nuestro caos.

Género en el aire,
yourself is a selfie
en la hierba
como la ola inconexa
que pregunta por ti.

Te he demostrado que soy joven para ser tu sucedáneo.
Te he agrietado para ser la gruta de la gula.
Radical porque soy más del bambú que de tú.
La contusión es la púa
con la que me gusta pasar las esquinas.

El pánico se quebró en el cordón umbilical.
Colaste la caligrafía y la quisiste adoptar.
Colmaste el pintalabios y confirmaste lo femenino como el vaticinio del verso.
De ti, segundo sexo, sorbo.

Mi proverbio huele a sepultura,
a que te quedes despierta la luna.

El argumento designa la combustión rápida,
marcaste mi teléfono,
en lugar de llamar a la televisión,
también me mira tu amigo
y en la ronda,
hablo con todo el que me disloca.

Veo venir el arbitrio.
Bifurqué el comienzo,
también prendí por querer entre las piernas.
Te quiero,
te quiero en mi abrazo.
Alrededor, mi socio.

Los grados aún no son la graduación de las musas
por todos los secretos.
Tú desorbitada Vía Láctea escribe versos,
de lunes a viernes en la Universidad,
y nunca se acuerdan si de una cita viene
Pregunto sobre el movimiento para ser el sedimento.
Soy la de la última fila,
la que cada día besa a su amiga.

En túnica troné
y puedo tener una ducha con mi chófer
porque nunca me posee.

No permito que elijas lo que hago,
no permito que logres lo que digo.
Display.

De cualquier baraja soy el ahora.
A través del café,
me adentro en lo que hará amanecer.
Cuando camine,
misterio anyway.
¿Me estás limpiando?

Ella está rodando el noble diptongo para que tú puedas entender el símbolo.
La tautología es para otro día.

La posibilidad de la designación hace la contradicción.
No te preocupes,
yo te querré kamikaze.
Dicto dicteriada,
por áurea en las notas como aulétrida,
por dejarte entrar como hetaira.

La subordinación femenina es porque tienen miedo a la confirmación.
Que vuestra anácronica deficiencia es nuestra gloriosa manutención.
Declaro la revolucionaria impaciencia como ciencia de la razón.
Desvisto infinito en la amalgama de la cama,
la pícara decisión que tomaría Lais de Hícara sintiendo tu oral.
Caer desnuda en otra sábana,
sin poder quitarme las lentillas,
es la categoría del riesgo
por nómada.
La finalidad biológica será la marcha atrás,
hasta que ame hasta la maternidad.

Un, dos, tres.
Bebo otra vez porque el beso con embriaguez.
Capta el carácter.
La competencia no me inclina.
Puedo dejar que la saliva sea agresiva
y acabar la pantomima.

Estoy al fondo a la izquierda,
en una ducha de cerveza.
Voy a venerar como vivirte si vestal.
Hasta el amanecer sin decepcionar.
Sin hastío he tomado todo lo que tenía
to meet you.

Cuerpo de supernova.
Canto en tu casa por el premio de consolación.
Si pacto en la táctica de la cita,
la técnica está rompiendo los cristales.

Para el pecho por lo bien que lo hemos hecho en el camino estrecho.
Duermo como no aprendo lo irreductible y me da miedo.
No hago ni el huevo,
pero hago el óvulo.

El destino es que la abeja reina es esclava de mantener la colmena.
Se alinea en su autonomía,
manda en su forma.
Activa comenta sobre la corona.

Los acordes de la voz - hoz son celentéreos reproduciéndose con el receptor,
el gameto interrumpido por disruptivo.
Sistemática situación da la ecuación,
desbrozar el bronce será la mejor unción del brazo.
El abrazo no será analizado.
El gesto será el instrumento para la colisión del monumento.
El fomento de la maldición será el cuento.

Finitamente indudable,
no sirves para distraerse.


El control se queda en la compresa.
La reacción de la sujeta es el litigio del cobre.
La manera es esencial para impregnarme.
Respiro el desvelo provocado,
peligrosa en el trastorno.
No tengo previsión en el ahorro.
Quiero una mujer singular.
Tengo un sentido sin igual.

viernes, 7 de octubre de 2016

Ella es lalá.
Es menester que la primera voz os surque el interés.
Que respondáis con la frase de la línea de meta de vuestra cabeza.
Estoy surcando la Gran Avenida,
puedes ver primero mi cara y después mis tetas.

El vocabulario es voluntario.
A veces, una debilidad.
Otras, remunera.

Disociar la sociedad es sádico y especial.
Lo sexual no es pasivo,
pero por la mañana ya no estaré contigo.

A mis dedos no les apetece dejar solos a desconocidos.
Me meto en tu casa.
Estoy despierta porque hay cerveza.
Me meto en tu cama.
Voy a cocinarme la comida.

Estoy loca del coño,
mi sacrificio por el placer,
es mi piedad desparasitada.

Los hombres no son pobres por enamorarse de mi sexo,
cuando con besos en los senos,
suenan a sensación
cuando la sinuosa serpiente ya se está alistando.

Aborto el vértigo.
Cuando me dejaste pensé que sufriría demasiado.
Y ahora me desnudo realizada.

Engendro la heroína del disturbio.
Adiestro los dientes.
Su independencia está compuesta de múltiples estados de autosuficiencia.

Como referente quiero mi excentricidad,
tirar a la basura el gimnasio por bailar sin mirarme en el espejo.
Asombro a lo que me ensaño.

Que oportuno,
ya has conocido mi culo.
No establezcas tu edad,
dicho y hecho,
ya da igual.
Mi ginecólogo da de que hablar.
Dormí desnuda en tu retiro.

Mis ojos firmados marean.
Desvanezco en tus clases la trascendencia.
Cojo tu escrito y rezo contigo.
'Ay, ahí sí, ojalá llegue a la escultura erótica azteca con él'

Tan subjetiva como  agresiva, 
buenos tiempos para  Lady Road.
Let it roll, baby, roll,
let it roll, all night long.

La estación me da la mañana,
y volvería a perder el siguiente por el predominante.
El atardecer  en el banco con un hombre distinto cada día es la oferta de la semana.
La contingencia es que es ella misma.

Se exalta preparada.
La técnica intelectual demuestra que sabéis trabajar.
La conciencia es carnicera.
Y hoy no me voy a aguantar,
No voy a rallarme por follar.
Voy a ser el alquitrán.

Veo el sortilegio como sentimiento,
porque soy dulce y salada.
¿Casada calada?
Ni se te ocurra.

Abre con 'a ver como es tu habitación.'
Libre, '¿me dejas este libro?
Voy a hacer lo que suelo.
Afirmo, animal.



Le contaba la tentación resuelta.
Tren, ten.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Así nos vamos, 
como hembras y diamantes.
La eficacia es el efecto.
Tenemos que hacerlo.

La corrida es la victoria.
Estoy,
entonces doy.

El ideal es la duna,
impregnaros de arena como la serena.
Soy suciedad,
majestad.

Lamo el misil como un símil.
¿Quién nos ha creído en el trapecio del pupitre cromático?
Pues te cuento,
pero corto porque tú me cortas,
quizás tú serás más elocuente.

A tomar por culo no es obsceno,
es un pretexto de lo que contribuye en la promesa de la yegua con lo que estoy haciendo.

Entre el comentario,
no soy la misericordia,
soy la clara,
porque el cóctel es el club.
Tú sabes que soy del tutú.

¿Quién será el buen rehén?
¿Quién será el mal amante?
Corto en la ética,
si no,
 marca mi compás.
A las doce empezará a ser la noche de mi vida,
no trato de olvidaros,
por eso,
no os temo.
Te bendigo, mendigo, no tienes límite.
Impregno de todo lo que sube.

¿Quién?
Nos clavaremos como el colibrí,
calé la cola más que el cartílago,
y ahora contoneas la cornisa.
Pido vino y vino,
¿y tú, capricho?
Cumplido.
Coronarse fue la curiosidad de las musas,
al compás del idóneo síntoma.
¿Ven?

Sube como un viernes,
la voz no la vendo,
es para alabar,
sonar borrosa.

Una calada pendiente,
y una soberbia manifestante,
la protogénesis,
por lo tanto, 
valemos sin conocer otro modo.
Moda,
el dragón de la fortuna.
Busca el calibre en el extremo,
¿entendido?

Más verdad que la realidad no habrá jamás.
Truena tu timidez y encontrarás el respeto dentro del más.
Gira con peripecia mi destino,
pero no en vano.

Unas vacantes en las vacaciones,
tengo el nombre de mi hámster,
soy la amante de antes.

Buscarás la brutalidad sin vulnerabilidad,
la brisa divina que todo lo sincroniza,
la tonelada abatida,
la fórmula de la falda de que sabe a la savia que entrona.
¿Enferma mental?
¿Ya me van a llevar?


La bilis,
la mínima vista del volumen de la bruma.

sábado, 1 de octubre de 2016

Lo siento.
Tengo el pleno.
No puedo ocultarlo.
La risa irradiando.
A mi familia besando.
Sé como el aura ora el oro.
La eterna sensación del sentido anatómico.

Mis hermanos como hijos.
Mi madre como el beso de la oración.
Prometo no seros el dolor.

La sonrisa amable por la privacidad permitida.
Concreto fue el reconocimiento,
yo sé que soy la buena salvaje con conocimiento.
Por eso, soy puro amor en la valentía del salón.

Los informativos no tocarán nuestra democracia
y las quinielas no nos crearán la ilusión del siguiente día.
Trato de trotar hasta todos mis cuartos de hora,
ahora no ahoga la gloria.

El sondeo del sábado está marcado por el matrimonio de mis amigas.
Expulsada al sábado del libre albedrío,
la puerta no se apaga en todo lo que adoro,
viral variar.

Whatsapp cayó,
la notificación es bloquear la pantalla,
y 'everythings just wonderful' fuera.
Fallaría si finalizara.

Te he visto rota y eres un terremoto de pegamento para las placas tectónicas.
Eras el insulto entronado como un váter.
Eras la crítica como ectoplasma.
Eras el espejo del lavabo.
Ahí he disculpado.

Te echo de menos con el presente como reto.
No te apresures a otros labios,
realiza el círculo del celibato,
hasta que sea bienvenida el cerco sincero.

Te llevaré antes de que mees,
y llorando de felicidad estés.
Nadie me cree cuando digo que podré,
y todos me veis.

Soy la nueva alma,
todo los misterios que me recomendaste,
es lo que tendré.
Aumento las calorías por el sabor y sé que no es un error,
sé que las papilas gustativas serán un glory hole.

Tutorial de atuendos,
disparo a mi dueño,
mi acierto fue decirte que 'mis poemas eran mi mejor mentira',
para darme cuenta de que era la máxima verdad.
Irradiaré el carril por una galaxia al tintar.

Tú haces mi corazón hardcore.
Tú haces que me marche y que no tenga nada que perder pensándote en la pared.
Tú te quedas en tu estudio porque eliges a tu mujer con la seguridad de que es tu mejor pretendiente.

Comprende que lo real es bipolar.
Hay que abalanzarse a él con leyes,
con decisiones radicales.

La discusión es porque soy complicada,
tengo telequinesia,
coreografía en el falo,
pregunta mezclada por la era Paleozolica

Sé el aprendiz de mi cien por cien,
de premio te pongo las manos en mi cintura.
Cortés en tu cuello,
así sería siempre puntual para coser.

Me concentro secreta,
no quiero perderla.
Tengo que despertarla,
dejarla con la señal anormal,
para deshacer las venas como cadenas.

El impulso definitivo es el aliento contenido en el impreciso infinito.
La excusa es la edad bendecida,
la herida sólo parece porque otra manzana crece.
Repetí en mi libro 'soy libre',
por una porción de Edén,
quemando siglos de fe.



Sana voz,
sé la salsa del rastro del único que quieres seguir.
No mientas diciendo que 'nunca más'.
En la inmensidad,
no te quiero dejar dormir.
Si la vida es como yo la pido,
es maravillosa.
Y punto.