sábado, 1 de octubre de 2016

Lo siento.
Tengo el pleno.
No puedo ocultarlo.
La risa irradiando.
A mi familia besando.
Sé como el aura ora el oro.
La eterna sensación del sentido anatómico.

Mis hermanos como hijos.
Mi madre como el beso de la oración.
Prometo no seros el dolor.

La sonrisa amable por la privacidad permitida.
Concreto fue el reconocimiento,
yo sé que soy la buena salvaje con conocimiento.
Por eso, soy puro amor en la valentía del salón.

Los informativos no tocarán nuestra democracia
y las quinielas no nos crearán la ilusión del siguiente día.
Trato de trotar hasta todos mis cuartos de hora,
ahora no ahoga la gloria.

El sondeo del sábado está marcado por el matrimonio de mis amigas.
Expulsada al sábado del libre albedrío,
la puerta no se apaga en todo lo que adoro,
viral variar.

Whatsapp cayó,
la notificación es bloquear la pantalla,
y 'everythings just wonderful' fuera.
Fallaría si finalizara.

Te he visto rota y eres un terremoto de pegamento para las placas tectónicas.
Eras el insulto entronado como un váter.
Eras la crítica como ectoplasma.
Eras el espejo del lavabo.
Ahí he disculpado.

Te echo de menos con el presente como reto.
No te apresures a otros labios,
realiza el círculo del celibato,
hasta que sea bienvenida el cerco sincero.

Te llevaré antes de que mees,
y llorando de felicidad estés.
Nadie me cree cuando digo que podré,
y todos me veis.

Soy la nueva alma,
todo los misterios que me recomendaste,
es lo que tendré.
Aumento las calorías por el sabor y sé que no es un error,
sé que las papilas gustativas serán un glory hole.

Tutorial de atuendos,
disparo a mi dueño,
mi acierto fue decirte que 'mis poemas eran mi mejor mentira',
para darme cuenta de que era la máxima verdad.
Irradiaré el carril por una galaxia al tintar.

Tú haces mi corazón hardcore.
Tú haces que me marche y que no tenga nada que perder pensándote en la pared.
Tú te quedas en tu estudio porque eliges a tu mujer con la seguridad de que es tu mejor pretendiente.

Comprende que lo real es bipolar.
Hay que abalanzarse a él con leyes,
con decisiones radicales.

La discusión es porque soy complicada,
tengo telequinesia,
coreografía en el falo,
pregunta mezclada por la era Paleozolica

Sé el aprendiz de mi cien por cien,
de premio te pongo las manos en mi cintura.
Cortés en tu cuello,
así sería siempre puntual para coser.

Me concentro secreta,
no quiero perderla.
Tengo que despertarla,
dejarla con la señal anormal,
para deshacer las venas como cadenas.

El impulso definitivo es el aliento contenido en el impreciso infinito.
La excusa es la edad bendecida,
la herida sólo parece porque otra manzana crece.
Repetí en mi libro 'soy libre',
por una porción de Edén,
quemando siglos de fe.



Sana voz,
sé la salsa del rastro del único que quieres seguir.
No mientas diciendo que 'nunca más'.
En la inmensidad,
no te quiero dejar dormir.
Si la vida es como yo la pido,
es maravillosa.
Y punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario