lunes, 28 de noviembre de 2016

Del dictamen del termostato,
soy presa.

'Los pícaros tartaneros un lunes por la mañana',
son la probeta del ganado,
donde el cálculo es para los magistrados.
Creta tiene una riqueza mobiliaria en la secta,
como la tengo yo pensando que en mis caderas tengo cascabeles,
donde en la aleatoria de la lista de reproducción reclutada,
'le robaron las manzanas.'

Si la resistencia es una confidencia,
el movimiento contemporáneo es una asamblea.
Bravo, sabiduría, ahora me tienes local en el coño para toda la vida.
Buscar la respuesta es afirmación política.

Campanario monetario,
háblame en la calma
y dime que nunca nos vamos a comprar una colonia.
Mejor manejo el sicomoro.

Cuéntame el error de la rumba,
cuando huí a la guerra de la revolución,
y te metieron en prisión.
Eminente comentario a mi opinión.
El destierro fue el bordado de las tuercas que nos hipnotizó.
Casi no me aguanto ni yo.
Para esos momentos, vuelve, viajero, vuelve a mi esponja, a contarme cosas.
Vuelve a mirarme de esa manera.
Que mi reputación ya me la paso por el forro de las bragas yo.
Monte, monta la espera.


Aseguro que soy,
partida el corazón por mi primer amor,
que juro que es lo más sacrílego que alguien se compró.
Imperturbable enfermedad,
que ningún cáncer me separé de ti,
porque sé que cuando te les acabas,
te dan asco las personas violentas,
pero sabes que yo por ti puedo marcar mi frase dramática.
La agonía de lo efímero,
supura tentación,
un arcángel en el supermercado,
me bebí cuatro litros en aquel campo viendo Deadpool,
y al llegar a casa dormir fue la peor traición.
Le engaño a la mañana,
para perdonarme por a la noche matarla,
matarratas.

Si César no hubiera introduciendo su capacidad en la pena,
no hubiera sido responsable de mí misma yo.
Desde que te quiero,
independiente,
no sé lo que me atrae,
la decisión que recojo,
madre mía,
es una bendición.
Un botín despectivo sería una doctrina a realizar.

No saben que relieve está pasando por el efectivo,
y piden documentación como una consolidación,
un esfuerzo bastarda,
marca de nada.
Quien me crítique espero que me vea como contaminada,
como tetas de escarcha.

La condición primera es la delantera.
La consecuencia es el hueso de la cadera.
La concurrencia es un ruido.
Tengo que admitir que fundar la historia,
suscitó una fatalidad existencial,
un girasol,
y fío que hoy se lía fría.

El prólogo es cronológico,
acuño la autarquía.
Publico lo popular como favorable a la propiedad.
El Senado es mi cómplice.
Y la cicatriz es la madre eneada.








Cierra la habitación,
secciona el visible.
disecciona el cognoscible,

Tú, tomas el trabajo como el abajo
y el encima como la pócima.
Despliego como un perro intentando morderse la cola,
por eso no hay que ser adicto a las drogas.
La superioridad de la subvención es el beneficio.
El agua que me bebo, no es el aseo.
Pero si tienes celos de ello, no ceses.
Que si tú demostraras que si yo a otro besara,
quitara un engaño a una verdad.
Un clavo no saca a otra clavo,
si no cantas la espera de que tú me digas 'lo siento, lo siento.'
La premonición es la mala hierba que yo veo alrededor.
Como el Credo quebrado que torna en la luna al girar en la misma línea,
ese mismo sello que suena sin cobardía.
Cónyugues como seda,
que se sigue traficando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario