viernes, 4 de noviembre de 2016

Esta cosa que va a salir airosa no se va a preocupar después de ha sido hermosa.
La conciencia usa una dirección cinéfila,
el círculo sagrado  de la escena que te hacen ver para prender es el cien por cien.
¿Tienes que hacer mil análisis?
Deja vu,
tú y tú y tú y más tú.


Pensar por no olvidar,
despertar al techo y echar imágenes los días en los que tu cuerpo.
Una ala de libélula,
que vio voyeur a una mantis religiosa.
Anoto la nota.
Revolcarme en la raíz,
estoy pensando en mí.

Nos perdemos para siempre en la ley emergente.
Estoy incitando a la incidencia.
Viste todo con ella,
a través de su cultivo.
En Angelus que traduce el matiz como hemitheoi.
Perdí la creencia porque me vi haciendo arcilla.
Pigmalión, estrategia sofista.
Una cuadriga como decoración,
como mis recursos tras las preguntas de después de la exposición.
Teoría de la fiesta, práctica transforma.
¿Por qué estás obsesionada conmigo?

Rasgos rajo como una columna corintia en medio de una pregunta.
Tú haces levitar toda la armada.
Escapo el prototipo y huyo hacia la administración,
en el recinto, ninguna preocupación.
¡Fresco, fresco!
¡Beneficio a mi ex!

La autarquía es minuciosa en la cuestión de la joya.
Dibujar letras no es escribir palabras,
el complejo monárquico es el alquiler vigoroso.
Magnánima cálida en la reticencia,
la ley agraria.

Mi raza es la lactancia.
Mujeres que pertenecen a  sus óleos
son fan de su fama.
Sí, estoy en el mismo mes y te comento que tenemos el mismo anillo.
Cuadrilátero epicúreo  del Senado,
propicia augusta.
La contemplación es una naturaleza sensible,
una enfermedad vivida intensamente.
Te llamo 'cielo', 'ojos preciosos', 'bella', y todo lo que se me ocurra.
Maldita bien dicha, ¿nos pega la maternidad?

Mi nombre de boca en Bacos
Un régimen impedido por el himen.
Una estatuaria trepidante,
un instinto como una fórmula secreta.
Hola, ¿qué tal?
Mi accesibilidad me hace tan peligrosa como un espontáneo hematoma en mi Currículum,
tengo que darle a una sin entender de escoria,
deshaciendo trenzas,
aunando las diferencias.

Sociedad, la guerra del Peloponeso.
¡Aleluya, un coche de patrulla en Marinaleda!
Todo el espíritu en el poder.
Invertir en Bolsa es invocar.
Me toco pensando en el Cabanyal.
Discutido complemento,
aquí está todo el aliento.

¿Cómo ibas a pedir sin poder ser seria?
-Después de publicar, me voy a cocinar champiñones con nata-
Sin envidia en la provincia,
todo es providencia.
Profesional en la masiva,
sucesiva y severa.

Me conserva la conferencia como una dedicatoria.
Permanece como se desprende,
se conoce como secreciones.
Aspecto intrínseco, imperativo ante el destino desconocido.




Este punto es muy difícil, yo nunca quiero terminar aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario