domingo, 15 de enero de 2017

A prueba de sol,
la fianza de la cafeína con nicotina de la mañana trae contracción de la construcción,
-¡qué para eso estoy en destrucción!-
el triunfo de la firmeza no trae traición,
trae tracción.
Nutrida pretendida,
ninfa de la lista turista.
Un ingenio que intento sostener,
y son bemoles.
Me potencia molerme hasta no querer y sí y no y qué sé yo, descubrirme.

Amigos publican a amigos y yo voy soltando migas y yo aún me es-menos-quilo bailando el himno nacional de Lana.
Secundo a la primera,
mansa no amasas alusivas.
La piedad pide padre porque tiene madre.

De lo que pudiera ser cotidiano,
se desprende sibeliuano.
Todo deja de ser banal cuando no es en vano.

Tienes que encontrarte aunque tardes al donde estés,
por lo que has decidido a es,
mi diario en un tiempo como marca rutinario por el phatos del pacto con Plathos.
como si ida estuviera obligada a demostrarme que soy un nuevo meridiano,
como si los demonios se estuvieran en la tormenta libertando,
un habilitar mobiliario.
He paseado en pijama con un ensueño donde me mareo, sabiendo a barro.
He plantado enaguas en mi inventado apartamento donde quepa lo justo de Tiger -los cimientos ya son de Le Corbusier- y sucédaneos.'
-Aprovecho para dejar que se deje de hacer poesía como muebles de Ikea porque otros tenemos el cáncer de Canserbero.-

El correo llegó de forma galante a solicitar ser jugado por una sola carta.
Aún fármacos psíquicos como factura,
que mienten al decir que tu estado natural no se puede aspirar,
bailando levitando 'La primavera'.
Me vuelvo a a abalanzar sobre un documental con una naturalidad templada en apariencia e histérica en entra y araña.
He tratado de atracar,
consagrar mi soltería,
y dedicarme a ser una periodista absoluta.
Un caso de 'estudio y trabajo',
donde me estímulo como brotaría,
como dejaban de ser blancas a través de negras paralelas a or  illas del Gudalquivir.

Y en toda la multitud plantar a Domenico Scarlatti,
siendo estudiante de Historia del Arte en caótica guía,
donde no sé si ser necrofilia, pía o mecanografía.

Quiero ir a rescatar todas las plumas y las pulseras que me den,
recoger el dolor de que no soy omnipresente,
que sólo soy intérprete de mis dé.
Vivir conmovida entre células-espejo y células-madre,
dejarme en que soy un núcleo atómico,
creyente en teoría de acuerda y acuerdo cerrado como una abdicación con el agujero negro.





Me estoy entusiasmando, pero no me estoy ensimismando.

¡Arre en mi crece, arre en mi crece!

Reto a dioses dándome sus puestos por nuestros puestos.
Por ejemplo,
Y si sitiara sería Isis exigiéndole a Ra como un rugí,
incido en tu indicio,
pronunciando tu nombre como una común mención.

Sin alcance.
En todos mis tomos,
tomas.
Te anoté antes de acogerte,
como una acusación de un ilusionado epílogo.
Sé estar aunque me impidas el logro de la Edad de oro.

Tengo esperas de días en púas.
Pero tú, ah, ¿tú?


No sé si soy una vendimia o una epidemia del padre que no conocí.
Quiero vivir con Bou del aire, así es mi sana acción de sífilis y mi parálisis.
Ansío que su intimidad sea París.

Cada ayer se va haciendo tarde,
y yo soy la que piensa 'ojalá sea él para poder tocarle'.
Una amenaza en la que enmaraño la suerte de tu tendré.
Cuanto más poetisa alcanzas a ser,
 más experiencias sexuales tienes de 'eh, ésto que no se discrimine.'

Exhaustos ojos,
sabías que con todo lo que oprimes iba a ser cazada convencida,
con embargo,
desprecio en la cabina.
Eres una renuncia,
porque sabes que estoy absoluta y sola.
Circula, circula en mi cintura.

Aborrezco su inutilidad en la furia que había sido calmada,
¿por qué no se ha ido actualizando?
Una lluvia de nieve en mi densidad.
Y tengo celos punzando,
animal y mundano,
es algo amo.
Tengo visiones de él riendo y embarrándose,
en melenas de amas y él suelta palabras oídas sencillas.
Salvoconducto en tu uso, en tu curso.
Mi sexo,
¿por qué me has dejado en 'El segundo sexo'?
Mi laúd,
¿por qué te fuiste al tú?
Mi aire,
¿por qué la novela de helar?
Pesco como pesca 'El viejo y el mar'.
Mi fauno despreocupado,
¿por qué te fuiste a dormir?
¿Y complicar lo complicado?

Te deseo con reflexión.
No he escrito ni que valía, ni que volvía,
sólo que me llamo Alicia.

Echo de más,
que me mandes callar,
que me beses con ávida calma,
porque sabes que no vas a faltar, ni a fallar.





Como tantas universitarias saliendo del retrete con/sin sus escrúpulos,
voy a estar en conversaciones devocionales y trascendentales.
Coagulo juvenil en el 'vente, veinti' de algún modo.
Me limité a despertarme tendiendo a infinito,
Y darme hijos que digan 'no' y me expliquen como hacerlo yo.

Magdalena quebrada,
¿qué verso te das cuando el café te atrapa?
Lo que escribo es mi último objetivo,
montada en un tiovivo,
porque me estoy mandando a la inmanencia,
a la personalidad que voy e iba.
¿Evasión o bene?
Llévame a hacer sonetos mentales a Tenerife.

Soy corrupta casiolmente en el tiempo en la silueta de mi asombro,
en mi pensamiento donde todo lo que meto jamás es miento,
donde guardo mentes o me prende o me mete o me mate.

Las baldosas me devuelveln a un bulbo donde no sé si soy poesía o prosa,
un sin retorno que al papel en blanco no regresaría como una inédita cantinela.
O si quisiera que se fuera esta religión como un ectoplasma,
ni si quiero seguir estando sola en la plaza
o trepar por ella como una oscura magia,
o si soy una concha que tiene que estar agridulce en la peluquería.





Si todos subrayáramos los libros haríamos un mundo más vehemente,
sería más grave el agravante,
la cadencia se corte
y vuelva a tirarme aquí delirante,
tratando el anuncio como un trote,
y mañana voy a salud mental como un arrecife.

Conozco mis ilícitos como algo que santiguar.
Un pedazo de cielo que tuerza las cimbras,
haga acantilados a mis alturas,
y nos exclame la cosecha particular.





La temperatura ha sido de vez en la arboleda de la sabiduría,
 en cuando progresiva y expresiva.
He alcanzado la luna, he recortado mi silueta.
Las coordenadas académicas son críticas de que estoy emancipada,
de que tengo un bordar en un presupuesto con beca.
El trimestre me lo sirvo como contramaestre,
pensando en capítulos de atributos con triunfos, relámpagos de premios.
Tengo un sueño entre manos:
'Los valientes sólo tienen una muerte.'




No hay comentarios:

Publicar un comentario