viernes, 13 de enero de 2017

De llavero,
la Virgen de los Dolores.

'Quizá cuando descubrimos que lo queremos todo, porque estamos peligrosamente de no querer hacer nada.'

...
'¿Ese saber aparece en mí dándome codazos y empujándome como los bulbos de tulipán empujan la tierra en abril.' 
-Sylvia Plath-

El lienzo malevichiano de mi pelo es ictericia,
privada del lujo de la lujuria de Él,
mi amor se inyecta con el peligro de la Ilusión,
-me he vuelto hipocondríaca con las ilusiones-
constructio ad sensum,
irañable diamante.
Una sota de espadas-una aguja es un pez espada- dadas calibra las entradas.
¿Un coche sin gasolina al mediodía?
No.
Una humana que inspira lo que respira.
la infancia en el paraíso,
reptando en mi completo teléfono,
Cojo los celos y uso los demás para volver.




Tener un diario es ser liberado,
-en cuanto el libro se acabe, se acaba la época-
lo estoy leyendo en un pacto con Plath,
quiero mi revista pensándome y lo que obtuviste,
demasiado personal es lo  femenino financiero,
que cuante como que contó,
irte cuando lo tengo,
el agua que palidece es coloreada por calles grises o toda mi gama de mi pigmentos,
tan encomendada a que Lana del Rey gane un Grammy.
Leer es no dejar de creer.
Tú existes y para eso está la conexión.
Estar con un hijo no es como estar en una estación,
es como una leona lavando a su león.
Estoy abandonada {paisaje omitido} ante el que mira.
Soy una pila.

Y pasan los meses desde que Beauvoir fue torcida,
suelo soñar sin hijos,
sin dormir con un lirón, operarme la lit, yo de vez en cuando, soy de esas.
Necesito ser mencionada como pluralidad, no como bipolar.
Tan encomendada como el surrealismo,
compra una bebida, vuelve a la misma curva de leche,
al mismo lado delirante.

La mentira -y el silencio, de vez en cuando- no es medida,
es como la dirección,
lo contarás o no.
Es como el amo de la muralla,
esto sí es una única barandilla.

Su sueldo juega al sudor,
su tiniebla es el ultramarino,
que viene del mar de coleccionar,
no me has dejado darte más placer,
y me duele el pasado de 'ya no estaré'.
Hombre, no me dejaste sentarme en tu cama.
Por el vínculo una lágrima arrancá.
Avisa a versículo,
'vente pá mi casa'.
Un afirmación con sabor a reverberación.

Te lo explico y parece sano,
pero es un mensajero solitario,
con canción que hablan al despierto.
Toma primera, extrema y dura.
Los buitres son fraguas en mis carnes.
Después, hablar.

El huevo preparado es el des ayuno,
cada fe y cada té.

Esta noche te me has vuelto y tú has quedado.
Tu ticket de datos de agua me ha rondado.
Abstracción de entraña,
abstención cutánea.
haciendo el hilo de lo aproximado.

Hacia tu estancia, alza, levanta.
Hasta luego y ojalá te comas unas galletas.
Mi disección son unas letras a la vista viva.
Series programadas,
oye, películas periódicas rocíadas,
mi disección es cauta., simple porque vive.
en todo lo cumple que se queda mute en el tono de nadie por debajo de todo lo que acabe un mediodía.

Los primeros trenes.
¿Gracias y tranquila?
¿Mala cara?
Cara medio del día//cara llena.
Predice con la fiebre.
Tiene lo que concierne.
No necesito un médico,
necesito un argumento.

¿Cómo te encuentras?
Colección de comidas que mantendrán hasta la vejez.
Si mañana es no, es porque sí escribo.
Siempre no me he sido débil,
pero el arrepentimiento de no ser el lanzo del beso,
día del resto,
en ti vi.
en medias tintas.




Iré a lo que me explique al aire.
hay más de dos dos cuadros en los que mandas,
viniste con tus intereses y tus estratégicos mapas,
los abarcos de los bancos de escalones de las calles, no traen tus ropas,
y necesito merendar antorchas.

No hay planteamiento tan grande como que no has vuelto.
Oh, ¿gloria?
Marco el kit de la cuestión,en estadios,
caigo en castillos,
la suerte de los agravios,
y no encuentro ninguna medida para que no haya mi involucrada satisfacción.
Desnúdate pronto, por si acaba pronto.
Vuelve a hacerlo.
Me trae el susurrado -tu nombre en mi almohadón- y el susodicho.
Desconfío del misterio,
tu escultura,
tu literatura.
pero amada por ti en mi mente es en mi ministerio raptar toda cultura.



Tu indicada información silenciada es mi aflicción.
por ser el lenguaje mencionado mi Poseidón,
que yo no pudo ni vestir, ni advertir,

El reinado del precio complace.
¡Enciende o incendia el plan!
¿Me olvidas moviéndote en círculos?
No se sale de la clase al césped,
No me enfanga suficiente,
en la física te afanan sin inflamar afecto como fundición.
Del gimnasio a conmigo, en la habitación.
cultura del vagón.

Las semanas de vayas donde vayas es una diversión de las que te manas,
te hermanas,
y no lóbrego el lamo para la mano.
Me enlazas a mí,
un tranvía hacia ti.
Yo soy tu puta.
Aprieta Hipatia con puertos de puertas,
aún no muerta.
Una prestación de vidas en siestas,
son por equivocación, viejos vasos rotos.

Al querer llegar a tu casa, seré más clara.
'Quiero llegar desnuda'.
Plazca.







Esperaba cerveza y es agua,
voy zarpando el hoy,
y me preguntabas si podríamos forjar un viaje un día.

Coger un parcial y devolver sin despedir.
Si tienes lo principal, yo quiero que seas mi edificio más fácil.

Me están medicando,
no sé si tomarás la ensalada,
si tus alas se resbalarán,
si tus sobras me resbalarán.

Un beso con condensación del ceso,
con apóstoles en los asientos, pero que nosotros seamos los dueños,
quiero saberlo tal y como suena en el arte y pensarlo en un coro dual y dial,
una reseña cuando me la pongas en el mandil,
le haré el reflujo del reflejo en el retrovisor superior,
viajes a contrarreloj.



Acuerdo de mermar a Alicia, malicia.
Todo suena a nomenclaturas.
Se sienta a componer,
¡a silencio suena mi pensamiento y yo quiero en el transepto!
En la que no cesa que la reja le diga que es secreto el confesionario,
Que preguntes transparente y valiente excelentes aceleradores de concesionarios!
¡Felicidades, maquina de café, de la oficina!
Revela un progresa.

Bailo el reflejo,
acentúo el acontezca,
asiento la transparencia.
No pregunta para molestar.
Y otras veces, habla la manera en un entre tú y yo.
Silencias el espejismo de lo acontecido,
como tú dices cada uno a sus ces.
Me enamore de todo lo que le constituye.
Que friegue mis platos apoteosica de pathos con los tuyos,
que abras el champán en la sartén ->

Tu fiesta es una reprimenda que está en la trena,
guerra en el enjabonar y paz en el enjuagar.
Un beso de acción de grazia.
-las escenas eróticas del cine son erógenas y dará el generas.
Mi par en una botella de leche,
cuéntenlo y sé a través de lirios blancos,
de las comisuras que sientes.


La espina psiquiátrica es ría para madre e hija.
El alma como si hubiera hubiera pasado un enorme tiempo.
Hija adoptiva decidida.

¡qué preocupada estoy por ti?
forma críada,
y en mis huevos,
are you serious?

Se sintoniza la sensión y te hago mención,
rezo, rezo por la aplicación,
más vien, por la repercursión,
maga fue incrustada en los lechos,
vértigo en mis helechos,
me estás perdiendo tendiéndome tanto,
como el dictaminar en un usuario,
astilla vestida de vuestra lista de precios expando,
con los hechos en los que pierdes tensión por la boca que no da la exclamación.

Manía de dríadas marinas,
el trabajo de la fábrica de la gestación,
tengo delicadas manos anti-artesanales a no ser que sea para qué,
graciad y adiós,



Manchas de miénteme, en el Estanco estancada,
el sentido que espero es el desespero.
Justicia de fantasía,
de enfermedad colectiva,
mis dedos en los índices de mis adornos,
salubridad de mi derecho.

La cuestión de la decisión es la premonición activada de en la intención en lo anti-constitucional,
las leyes de aquellos momentos son recodos de la hora presencial,
echaba de menos y de más el echar en una red social,
sin móvil,
sin portátil,
te quiero tan a a a diferente a mí,

La solución de mi manicura es la última desarrollada,
el arte definido por una 'o' de la taquigrafía,
la retórica por el ¿quieres?

Pretérito rico,
lo que yo haría y tiraría,
tu gemido inventado es mi dedo en el dado de la cueva que habito.



Me dejabas abajo entre la joya y la soga.
Toco para ti,
Bajé y subí.
Donar en lo que recibiría, reverencia.
A sí te lo prometía.
que sea ya, que se ya.
Acción de conjunción,
calada de la melena para abrir las puertas de '¡ah! ¡eres tú!


Cuando me dices 'sh', no me pides silencio.
me susurras que sea una serpiente,
con ojos de jodidas.

No se duerme,
animal profundo.
Se duerme, 
hasta mañana, criatura.






No hay comentarios:

Publicar un comentario