jueves, 19 de enero de 2017

Medio punto;
Beca de bóveda de cañón por vocación.
'Y mirarme en el espejo virtual y a ver si soy yo.'

Será, será, serenita
la pitón,
mientras pueda seguir absorbiendo toda la emoción.
Siento un impulso hacia cercenar directo a la libertad,
Que he dado un golpe en la Gran Vía,
cuidándome peregrina en la peligraría.

Lo hondo que me entran las leves luces,
y lo que es sublime.
El día estaba nublado,
he sonreído abierta con ua desmapmpanante proceso,
yo estaba acogiendo todos sus motivos,
en el que en mi corazón pasaban todas las festividades,
me he cambiado el color de uñas a un intenso azul oscuro para volver de [que] mares de tiempo,
y veo comprometidos las columnas en sus contrafuertes y todo el resto ratos en menesteres,
y luego, en la hora punta, bailando, ya no sé ni qué soy yo.



¿Qué recoges en la abadía, reina?
¿Qué te levanta por encima de ir pasando diapositivas a una sola soga?
¿Qué mechas escribes en cuadernos de una sola línea?
Voy a cambiar el concepto de anatomía.
Modelo mis profecías.
Me noto mía.
En blanco y negro, en policromía.
Podría poner cualquiera de estos títulos a mi siguiente seudónimo,
a mi, la aureola me la da, un tiempo remoto,
un puro me pone en un apuro.
Estoy acotada a ser de terracota.
Mi cabeza se hincha en continuas metáforas.

No es que ésto me de resistencia,
es que si no lo hago, sería negligencia médica.
El precio de irme de anónima a Mala Lana,
necesito hablar, de bailé, de como compensar,
nacimiento, fam y mortal,
que entrar en una red social sea sal.


¿Dónde está la diferencia arte/vida?
Me quedo menuda de estatura, dándome de cadencias al alma.
¿Dónde está la subida a sensacionalismo al sentido común?
Donde esté una 'u'.
Y luego, huyó.



Mis méritos trimestrales me van a menguar.
Mi mente de insecto,
mi gemela, mi música,
sobresaliendo en indígenas muñecas.
Pasará, pasará y volveré a leer por mi cuenta.

Pasaba la tarde,
y pensé: ¿escribiré?
Sí, porque estoy e claustro,
y tengo continuos retratos.
Mi eje es bajo.
Mi complejo de Edipo es recíproco.








¡Todas mis posturas a la línea serpentinata!
Estabilidad precinta este toque de igualdad,
desde mi más humilde te pide una aventura arzobispal,
en su vehículo, la asunción de mando -mi manto superpuesto- en la comprometida
en todas las cartas que no han sido mandadas,
en todas las camas sementales que no han sido ensuciadas,
un maguey queriendo convertir a la convertida.
Almirantazgo interior de costas que dejen libre la marea de la compra.
Alarife de la corteza colmada en jurisprudencia.
Mi intención es hexagonal.

Quiero vivir con mi guardabosques,
en una superación del super yo porque somos nosotros.
Y soy yo, escribiendo versos sobre como se involucran tus orgasmos,
en compañía de una cuerda floja que se tensa.
Dime, en tu limosna de carne, que no estoy equivocada.


¿Suspendida o despedida?
Mi intención de descontrol versátil es una manzana mordida.
Voy a estar con canciones de lana, para estar salva.







El aprendizaje sistemático es símbolico,
la lupa que hace aguja en el ojo,
lo pincha y lo hace cántaro en un folio.


Tengo la situación de haber vivido en suficiente medlitación,
pescar cualquier ascensión,
para seguirme a oir a cualquier conversación.
Me agolpo sobre las imágenes de mi pasado,
donde me veía vendiendo vino,
de libre pensamiento es el hábito del que trato yo,
y el futuro ha sido como echar a correr y :¿qué hemos hecho?
Como si un recuerdo cortara por la mitad a todos,

He solicitado que me ensalzaras como remembranza,
-ya he cambiado el color de mis uñas, a un azul oscuro -Marina Chic es sólido- por volver de mares de tiempo en templanza-
y se ha vuelto muda, a otro pensamiento he de mudar.
¿Ascenso o descenso a la escena de mi quitar?
Un imán con adivinanza,
mientras estudio en la Universidad universal.
Ésto es un acto apóstolico a postular.
que saca a la superficie algas de almenas.
¿Más?
Tengo la exasperación de brotar,
circunvalar la quiniela,
y darme un 'ir más allá'.




Encinta de sustancia,
permanenté la textura con mi lengua.
Esta boca de metro es mi obra.
'No soy una mentirosa,
para eso descanso en el silencio y hablo hiperbólica.
Muy sembrada la conciencia de Alicia.

Mi cátedra me veo ya.
Me empapado en papel y he tenido identidades dominadoras.
Grises enamoradas y estáticas doradas.

Estoy en el comienzo del dos, edad ideal, y ya he visto la cima.
¿Ha marcado en propia?
Prefiero las fieras, pero la ciudad me conjunta.
Páramos a orillas en el lago,
-ahora no puedes dejar de soñar que se acabó-
invirtiendo el orden de ocurrió.




El sacrificio enturbió,
el sedimento está despedazado,
donde la brillante recompensa es tener una luna ahora.
y sabemos como completar es una droga.

Siento el seguro como un 'haz, as'


'Man Ray. 1936. Venus restaurada'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario