lunes, 9 de enero de 2017




Tengo una impaciencia con el tiempo que no me la creo ni yo,
quiero a mi espacio con ansiedad, eso y más de eso, y nado más.
¿La senda se siente hasta el amanecer? No sé.
Segura regresa al atardecer.
Seguramente se me va el aliento en él.
Tuve una crisis de meses con la comunicación al saltar con la voz y salí sin saber hablar.
Mi cabello corto, 
me parece largo.
No soy la elegida,
soy a la que me ha tocado que escoger.
Cuchillas de afeitar fieras,
tiempo de podar mala hierba o flores entre olores de sensaciones que se dará.
Si eso,
si seso,
si sexo*.

*Al final de pasearme con el libro de 'El segundo sexo' me dí cuenta de lo emparentada que estaba la palabrita entre sexual y sensual.

Quiero dejar esta ciudad y que en cada mano estés tú.
Tú, tú aquí, refunfuño.
Sí, ven ya.
Tras el árbol roto de las calles haremos escándalo público en las habitaciones.
Dime una pista en cada d ec/ada\ empaca.
Afirmo que hoy me aíslo al escritorio,
y espero que seas acorde con la musa.
Porque podemos jugar a juegos de aceras y juegos de mesa.
Aguanta mi grito, 
haz un hogar en el llanto,
no tiene educación y después 'se calla'
 arbitraria en el Sena.
Viaja y baja más


Y no porque yo lo halla ~ pedido,
encontrar más es encontrarme,
una sonrisa es comprendida 'porque para todos es una misma cosa'.
Respondo porque quiero saber más.
Yo no quiero saber si sí o si no,
yo no quiero saber quien soy yo.
La ley es que tampoco puedes saberlo tú.
Así que es absurdo que intentes marcarla.
Sólo soy escoltada por definic-c-iones.

Alucinógenos en revelaciones de las historias,
gula de sabores en semanas,
todo en una misma casa, 
No nos hace falta adelgazar.
No tenemos enfermedades, pero tenemos un final.

Gomas en la bañera,
señal de que conozco la infancia para dar paso a los caminos del pensamiento.

Eco en mis sentidos,
 son ellos los que me van a traer y barrer para cada uno en sus mismos.

Marcho a los campos de la concordia coordinando con el estribor,
otros con rifles rumbo van a la mutilación del motivo.
Eso yo lo derrumbo.

Marcha, quien lea tal, que sea la palabra su arma legal.
Que las bombas sirvan para silbar,
que ningún naufragado se quede en el medio del mar,
¿Qué quieres ver?
Es un duro camino el que yo escogí,
todos los existencialismos en una maqueta.
De paso a lujo, de lustro a luto




Ésto es para lo que se está en el escenario del camino.
Yo soy incienso en las artes liberadas y en las artes aplicadas.
Huérfana,
y en plena tempestad, eh, dad,
me ausento de la basa,
y mis círculos son rías de una rolling stone.

Llamo al número de teléfono de mi alma en alarma
y me dice que sólo piezas de metamorfosis fabrica.

Soñé con el sueño de despegarme de la cama,
pronunciando monosílabos.
que no mueran
Se necesita más que una despertadora para olvidar un nombre pero,
¡al diablo con él!
Tan efímera que es la juventud y yo son las unción de tus ojos para nadar.
Sólo yo puedo matar lo que quiero dejar continuar.
Hasta las millas de Maine son tus milímetros,
Augusto en su capital.
Con nombres de calles descubro yo a mi rehén.
Que nunca se rige por un regimiento.
Que viene a llevarme como suave.
Sé que te doy uso y que quiero ser usurpada.


Vi el exterior y llevar a casa, casa, casa de casa.
Esa.
Extintor de extinción.

Siéntame,
cúrame tocándome,
tíntate con Spotify,
mancillo a la melomanía.
Subo a las montañas,
excito a las ortigas o a las espigas meando en su localización.
Tengo
opiniones excéntricas,
salteadas,
alineadas.
Que no se merecen difamar,
aunque tenga millones de infecciones.

Ahora me apetece dar un grito porque me he trabajado mi ya sola en verano para hacerlo.
Bueno, cierro este cigarrillo para acordar que acortamos el martes.
Entiéndelo como vanita,
o como chilla lo que te de la gana.

Mi lengua me sorprende,
me mezcla con la desgracia, la apatía, la euforia, la alegría, la agonía, la asistía...
Y siempre me pretende como filosofa.
Además en mis estudios de historiadora del arte soy catarsis sublimes e ínfimas por todas partes.



 Voy a hacer las vacaciones en estados unidos,
para llevar mis problemas al flotó.

Consagrada por la locución localizada y ya antes posada,
como una erección a mi exposición,
y pensar, quebrante,
'Soy un dios.'

Pentagrama que silenció
bailó
y nos dejó en el mí mayor.

Encontrar la droga que a todo el mundo gustaría,
encontrar la histeria colectiva es la recolectiva,
crea una historia colectiva.

Donde se toca,
se salta.
No se cansa de la Tarara por tarantos.

Si he tendido,
y herido,
y se han ido,
han sido por no tener protección.
Todavía no he tenido una discusión obligada prendada por el amor no correspondido.

Llegar alto,
hay muchos que camino,
Quiero llegar con migas y a lo mejor, con amigos.
No me arrepiento al final de la luna.
Mi ayuda es proporción.
Si necesito a alguien con quien soñar,
me conozco sin convocar.
Mis preocupaciones suelen ser aturdimientos a última vista.
A nadie le importa como se siente ahora la solitaria.


Aunque suene bipolar,
-bipolar suena como tropical-
Duermo en el cierre de las bombillas
y 'se me va la santa al cielo'.

Tu subconsciente serán todos los pigmentos de mis apuntes.
Si me dejas atarte, hasta que quieras liberarte.
Y hacer el sexo como sin nexo no sabes,
Sh, la contraseña es: 'Las nueve puertas de tu cuerpo, Apollinaire'.
Una cadera moviéndose como una escalera de caracol,
va directa a tu te quiero.

Aduana no fijada,
hasta que me metas, me comprendas, me exclames.
Eres mi fina línea.
'quí comprendes que tú eres tuyo como yo soy mía.
Ese es el punto donde yo más me divierto -> .

Aquí, 
represento,
 no regreso a lo que era, pero vuelvo al mismo suelo.
Recógeme en el colegio.
Café de alondra,
sirve a la isla,
anillo de encaje:
eres libre-
Visitas al Mar Caribe.


Dime tu rumbo.
Vuelves a casa, tú, reina.
¿Vas a su casa?
Ahora está en su nuevo good bye.
Quiero que vayas a éso,
a la fricción del aire en el parque de atracciones.
Que desvistas a la muñeca que ahora veo.
A regresar a soltar tu mitad, dad.

Camina para mí,
me sentaré en tus rodillas como pretendía,
toseré mis gemidos en tus senes.

'Si furia es roja y envidia verde,
¿de qué color son los celos?'

He aprendido desde pequeña.
Tengo mi cuestionario certificado,
un 'continuará...' como un confeccionado. 

Sabes que he tenido que coger a la licenciatura,
por mi seguridad y por esperarme el más óptimo silencio.
He aprendido desde la infancia la afición por buscar.
Tengo el ánimo de medianoche, de bloque a bloque,
necesito que algo me toque.

El sacrificio huérfano de alma va con puñaladas,
la ultraviolencia sin violencia y el perder el control,
¿ese? ese es otro ámbito del solipsismo.
Leyes, lee y es.
sé hacer de una contenible, el combustible de un dirigible.
Y la sublevación de lo ocasional en individual,
relato plausible que duerme en una estera,
todo ésta era.



Quiero tatuarme la estratosfera.
Quiero transcribir la edición.
Mi menstruación es mi más femenino espasmo,
es la laca.
De mi nuevo nacimiento, me llevas en voz alta.
Escribir calca.
Quien entre en discusión del albedrío,
saldrá perdido.

Acabo de verificar Woodstock y quiero provocarlo.
No me dejo sólo en la hoja.
Como Violeta Parra: 'El arte es todo lo que es trabajo.'

Lo difícil de mantenerte ausente e irreal,
pero ya ahí algo que me revuelve y me vuelve al bolígrafo.

Cuando sea publicada,
seré púbica/pública,
partos de poemario,
todo cuesta abajo.

Trato de estar insatisfecha con mi arte,
tan satisfecha como sensible.

Sabes que vas a la mina, pero vas a la ola,
Donde borrosos son los besos.
En ellos, callo.
En el cuello, muestro que quiero el túnel de tu boca.


Vives, mientras sigues empujando para apretar.
Yendo lejos.
Sin abrazos,
me alumbro.
No vayas a quitarte,
yo te quiero.
No vayas a desprenderte,
te vas porque quieres.

Estoy circuncidando  las montañas Kailash,
en la cima de la fina línea que escribe la invasión,
la cima de mi uña.
Una aguja de vudú es un don.
Pero mira ,me quedo empapelada.

Últimamente viene que todo el vaho está dominado por mí,
crecer o no en el hechizo,
¡complace, complace!
El desodorante del hálito del aliento, es lo que hay.
embadurnar el ambiente,
con el hábito del hálito,
ático, ático
ártico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario