jueves, 5 de enero de 2017

Ya he dejado de pensar para empezar a empezar más o menos.
Me vais a perdonar,
pero ésto me lo merezco.
Estoy siendo los diarios de Sylvia Plath.
Y yo, un día, escogí lo para ello lo virtual.
Es día de reyes y pastores.
De escribir a los reyes en los quieres sentarte en sus rodillas.
Del fin del medio:
Es la medida controlada de la devoción de Fra Angelico.

La meditación siempre es deforme,
por tener al deseo laico por delante.
Por construir mi delibero hasta ser constituciones.

Rey,
promete con una sudadera, soy débil. 
Tócame con anterioridad soy sí, deseo vivir, sí.
Tómame hasta la eucaristía en la alarma de las siete de la mañana.
Todas las manos cogidas en cosas.
Lo más desagradable de intensidad es retirarse de ellas,
espero,
 sin pausa.

Pirotécnico pájaro,
calca lo coloquial como el calibre.
A fuego con el intento,
no doy el escarmiento.
Si marco una marca de calma,
no marco una cama de alma.

Mecanografío una filosofía cuando la veía haciéndolo por primera vez.
Si no, no sé.
El relato es el accesorio.
Esto será algún día luto.


Mientras comíamos,
el café hervía con el efecto de la juventud.
La comprensión es la providencia de qué me hubiera pasado a mí,
mira el pago que hago para ti.

Contesta si te nace,
la cruz en el lienzo clava desnuda.
No rasco un cuerpo, rasco una romería.
No me olvides y máscame en cualquier coche,
con el pago que me des, yo me extrañaré.

Ideas de mirra,
disco de oro de ventas.
Lo habéis puesto un porqué vosotros/dos
mi arte gratis es el efecto
y con eso no como yo,
pero tenéis todos los llaveros.

Aceptar mi responsabilidad es la historia del arte,
prende y no son desiertos los tenerte.
Un párpado auténtico con ojos de prismático en la tutoría.
¿Dónde vas, prima?
No mires a nadie y no mires atrás.

He paralizado la cabalgata por la responsabilidad.
Mi dolor es la resonancia de que no gemirte en el oído y,
que me niegues que no te quiero.
Que me violes en un callejón donde no se nos vea bien.
La fórmula de la finura va extendida de forma quiere conocerte bien.
Mi prefiero no es físico,
de luto yo ya iba vestida cuando lo conocí.
Mi rey más amo,
viste lo que yo busco.

Arráncame el désenvuelveme,
no habrá en ti timidez,
egoísmo superdotado.
Espeluznante sensorial,
como siga así, voy a ser un musical.
No os vayáis a pensar que ésto es que me golpe de ía la suerte.
Que siento que soy la ser más sola de la tierra.
Que estoy aprendiendo a hablar.
Que estoy reptando en la mentira de mi composición de términos de amor,
Estoy especialmente pérdida.
Práctica, dame más, dame más.

Me brillan los ojos de impulsos.
Establezco un indicativo,
con la conciencia de que va a ser un pretérito.
Lo más útil para mí es mi Tesis.
Y que se me ha perdido el tabaco de liar por mi cuarto.
No dependo de la categoría,
no voy a dejar de hacer la profecía,
sandwitch
Odiseas en el milímetro,
sólo tengo que admitir a mi jardín.
Un pijama bien lavado es porque ha estado mucho tiempo puesto.
?Cómo estás pretendiendo tanto tiempo?
El Oráculo significa que no hay presencia.

Llévame al cine y me subo al banner de tu remo,
no creo que a los directores les importe que tú me beses.
¡¿Hoy tan poco?
La asamblea es un consejo de ancianas.





Los motivos principales son las crías de mis utopías,
¿palaciega conciencia?
Primero, iré y contornearé la córnea a la candela que me soporte.
La esencia de la estancia es una original manzana.
Envidia al ver mi día,
sedada y en apacible respuesta.
Me rebosa la mirra y una corona de espinas.
Los lagos vienen a llorarme,
que desde una cuna morirá aislada.
María de las marismas,
juzgo con mi mando,
toda mi nacimiento, mi evangelio y mi Pasión.
A la destrucción vino yo a salvar.
María Magdalena repasa su rosario, su salario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario