jueves, 2 de marzo de 2017

Puedo tronar en el despertador plasmando el madera,
vitrificar mi encomienda,
la primera canción, el primer humo y el café está finalizando el coma de la mañana.

Parar en el gusto,
sofocar el por tanto,
el límite empaño.
Siento eterno, es el truco, trato el hurto.

El milagro eclipsa la provincia,
rompo la propina,
miro la casualidad,
bajó la vía láctea,
halago, hotel con piscina,
pico el ecosistema,
suelo de la copa.

El mismo rayo cumpliendo el devenir,
no se puede trastocar el comportamiento plantando el porvenir,
quien no me quiera seguir, no certifica distinguir,
el mismo escritorio comparando el mismo ir.
Be, be atril
nothing more gorgeus than a hundred dollar bill.
Vino, lo muevo aquí.
Dije que sí,
me vestí,
me prendí.
No es lo mejor que vi,
se podría así.

La obsesión colmara tu tensión,
los celos abrirán elección,
todo está paralizado menos yo.
Andalucía reluciente con precio por sus principios.
Dejar leyendas urbanas, escondernos de los ojos,
saltaría los muros para volver a escondernos las dos.

Torceríamos el perfume,
para hacer la bruma impaciente,
soy el primer plano del cine.
Materia invisible mojar,
prisa de ir del éxodo al hogar,
y untar y untar hasta llegar a nadar en una peculiar realidad,
ultramar,
recta coincidencia, ah, nos ha llevado a que si pones lo que queda y lo que es todo se resume en una insoportable porque/ría,
disciplina de médula espinal,
no existe la gravedad que pisas.

Elegías en invento,
mercado de lo necesario.
Prototipo de lo cotidiano,
-crematorio, crematorio-
publicidad del acumulo,
cuerpo.
Algún que otro fallo.
Fuera del espejo, no lo encuentro.
Todas las profundidades se merecen un invierto cuando aparecen.
Les enseño los dientes, hago los efectos especiales, no las quito de las adicciones que tú quieres.

Infrinjo el desafío,
quiero tirarme más al río,
volver a la pared ilota en el cerrojo,
la soldadura de la fiera, tratado
aquí idolatro entendiendo.

La cautela se quedó en una soldadura,
la sabiduría se remendó a la línea circunspecta,
toda la oligarquía y más reina.

Pero también nos quisieron encoger, igual que olvidando lo que iba a escribir ayer.

Joder, Judas de jueves,
que lo contingente se acabe.
Lloro por ver como se venden los secretos,
lloro por ver como los cobardes son absueltos.
Lloro porque el precio no es para un plástico.


Todo que objetar, nada que perdonar.
Quedarme en casa a un ostracismo pegar,
porque cada día el oro brilla más.
O tú,
¿más tinta que pagar?
¿Despertar a hipnotizar?
Soledad insatisfecha, a enebrar.
Ilustrada y más allá,
conciencia y deudas que pagar.

Dicho de otro modo,
ih er ba durmiente
lleva tu maldito nombre.
Palpé el enunciado, me hicieron todos los días al sujeto representando predicados.
Pesar el mar, arraiga el resultado.

Subsistencia inmediata de autosuficiencia estoy afilando el fragmento.
Ética de efecto, significación de fundamento.
Permanente palpito, comportamiento de sólo me dejan conmigo.
¿El velo o el retrato del tiempo?
En tu trabajo tenías que ser lo mejor.
La esencia no es exterior.

La individualidad más violada,
la situación más emparedada,
la barbarie que nos deja sin enjaular,
la muñeca más universal,
la suposición más eficaz,
ver una película de Fritz Lang.
El viaje a 'tendrás que aceptar' ver dejar el supermercado del cielo más brillar.

Frenología del inesperabilidad,
impermeabilidad de inexpresividad.
Estás manteniéndote en el agua contextura,
estoy haciendo la naturaleza cuya.
Todos mis sueños son un subir y bajar escaleras,
quedarme en casa por no traumar,
¿quién me recogerá las lágrimas por las que en la puerta tenía que parar?
¿Cuánto has tenido que pagar?
Ser el entendimiento de la verdad,
separar la fisonomía,
a fija quiero crecer así.

La autoconciencia se alarma en lo sencillo,
no se puede trasto
Campos de rosas y sumar al resto,
aniquilar las espinas,
simplicidad sería no determinar 'la chiquilla lo tiene que estar pasando mal' por dejar estar para ser la zarzamora.
Entelequia como actividad.
Hecha y está,
tengo una fruta como un talismán,
una lavandería,
y ropa a secar.
Sensacional empezar,
aplicar todos los comienza de los galeones,
superar los galones siendo determinables.



La voz quebrará,
se contrapone como un estar pendiente a encontrarse,
y son las lianas de los silencios las que hacen brotar el más infinito e inmediato espacio dentro del amor.
Ese es el innumerable punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario