viernes, 5 de mayo de 2017

El estómago tiene un contrato,
me estoy quemando con la fuerza,
hablo noche y día con la energía,
pero el papel higiénico no pregunta '¿qué te pasa?'

Reclamamos una sopa de letras
pídeme que te escuche, pide que te de comer, pídeme ahora que no sales de la puerta.
Planificamos la repetición,
bailar hasta acabar con el susto.

Estaba sonando en la puta idea
forzada a ser elevada.
Las renuncias van directos al descubrimiento.
Sabía que íbamos a durar poco con miedo,
el pleno sentido de estar a mi propio descubrimiento.

Supura el inaugurar,
elegir la sabiduría está por encima,
si no le plantas tu posición,
se olvida.

Referencia de dominio,
abriendo el desliz se está propagando el exterminio.
Si no me comiera todos los gérmenes,
no acontecería el ejercicio de una mujer del todo independiente,
aparentemente interpretable.

-

Determinada distición,
lo hago porque quiero,
hablé con un mismo nombre,
recorrí todo su conjunto
a insultos, al podio de un inventado sexo,
eso hizo el convento,
dejó implícito el testamento.
Ahora es constatado, siéntete arropado.
Profundo como superar un divorcio.
Si te ofenden, les fallo.

-

Primero, llegó la coreografía.
Segundo, la caligrafía.
Tercero, la literatura.
Supimos en el invierno año,
que podríamos estar sangrando,
que mañana estaremos escribiendo.
De noches sin cura,
de luces artificiales.
Asentimos el apocalipsis,
destrozamos otra vez y volvimos a los que lazos que recogieron saben.

'Dicen, 'joder, te rayas por todo, te rayas por nada'.
La habitación está independizada,
la obstinación era propiciatoria,
sin cuidar la apariencia.



Filosofía, ¿qué repasas?
¿En qué estabas sacando muy buenas notas?
Absoluto, todavía no.

No tengo lo que quiero,
pero me meto lo que tomo.
Enzarpada, no me voy a arrancar estos ojos.

Interpretaciones contundentes,
LAS MUJERES SOMOS MUJERES.
Ya basta para no arrodillarse.
¿DÓNDE COÑO ESTÁ MI CAFÉ?

La casualidad se manifiesta,
pero la característica es la cita.
La ignorancia no es un negocio.

No se trata de perder el tiempo,
se trata de ocuparnos de todo.
Eso dice el calendario.

Las oportunidades se tocan y se hacen escombros,
las proposiciones fueron un modo.
Tan asible como imprescindible,
sufrir sin aprender es degradante.

Fuerza del espíritu da el salto cualitativo,
el Imperio es mi idéntico.
La corona es la importancia.
Tan viva,
éste momento está por encima del espacio.

Una dragona preparaba la obra sin parar.
Megalomanía, nos criaremos en el rap.
Ropa de mala lana y el resto será el arresto.
Transgrediremos la barahúnda,
brotará porque debe ser y será.
¿puede ser ideal?

No nos conformamos con celebrar,
tenemos que pararnos que pensar.
Me meo en los analíticos,
me corro con los instintos.

Examinamos y consideramos el suelo,
como parte de nosotros, como perros que no son escuchados.

Dolida en un modo jerárquico,
comprende que pasea por conversación,
convirtiendo el intervalo.



El rumor es de segunda mano,
sólo queda el mandamiento de un gato.

Se abrieron las orillas,
pasa y despierta.
Reinterpretada en el sistema penitenciario.

Metáfora,
la única es que todo el mundo puede hacer lo que quiera.
Ejerzo la nomenclatura en su efectividad,
no me pueden pausar,
tampoco estabilizar.

Corrijo, salvaje.
No moldeable.
La opinión la dirá el perfume.
La tradición es un término,
mañana será el mismo estilo.

La delimitación del asentimiento es el prospecto,
te han dejado en los huesos del destierro.
Resucitar cada mañana, en la extrema situación de las cicatrices.
Te abandonaron como nunca, te abandonaron como siempre.
Lo existente hace que mi cadera no se mueva corriente.



Te escribí como un manifiesto,
te poseí en un nuevo dialecto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario