domingo, 14 de mayo de 2017


Y fuiste perspicaz en la paz,
entretuviste la luz.

¿Qué será si no te pruebo?
Defendí que fueras todo lo que das
porque te doy como una oda repasando el deseo.
Los problemas serán si tú no estás en mi cierro.

Y estaba esperando que pudiera ser de ansías,
Si yo pudiera unirme a tu conjetura,
si este tiempo fiel a tu estructura diera
No cuentes nunca que alguien tocó,
no me metas en un hondo siniestro, necesito ser yo.

Motivos de todos los tiempos.
Estás estampado contra mi menstruación,
rezaba por no estar encinta, algo espero yo.
Supe que sí y que no.

Abres el amanece,
léeme a veces, yo siempre te intenté.
Tú por mí existes, por eso, bilis.
Los ataques están que persistirán en una intención junto a tu así.

Se apiadan las costumbres que me hacen 
nutrida en dispararte,
mientras tú siempre te me haces tarde.
Te espero en la clausura,
nos hace falta.

Si pudiera vender mi alma a lo que tu pensaras, ser tus neuronas, confiaría.
Por una línea de reflexión, daríamos lo que sea, sé que está en ti.
Como un estremecimiento en la distancia de la precipitación.



No hay animal que cubra tu estremecimiento.
.
Doble refracción es una traslación a un figuro,
pero después de siete años el suceso será distinto, eso dice Unamuno.
Las ascuas de la predilección,
según como lo soporto, tú o yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario