domingo, 11 de junio de 2017

Cuando estás sola y la escriba estás aún más sola,
y los pájaros tienen pan - pían: pica como pastora- en mi melanina,
las cuestiones me están preguntando como un espectáculo
cuando a la coalescencia de la adolescencia.

Buenos días.
Cuando un padre veía a una niña,
y una niña se aniñaba más y se usaba,
tan protegida como imantada,
tan pacífica en ¡QUE TOMES TÉ!
A mí es que me dejaron en la residencia,
y el hombre de mi vida me tomó en verano en magdalenas, en Carolinas.
Cuéntame mi cuento, ya sabes como calco el cuidado

Y el futuro es tan incierto con una nómada a las mareas,
aquí tampoco te vas a quedar.
Y estás activando los secretos,
perdiendo todo en nada que perder.

my room, room

Impactos auditivos, en el campo acústico,
era complicado, me estaba jugando la vida cuando me tiraron el cartón,
de dame tu lenguaje a dame tu cuerpo.
No sé porque son tan llamativas algunas profesiones.

no todo está condicionado,
el objeto se hace viejo,
como si mañana hubiera y no supiera leer

Como Maria, vivir en el psiquiátrico y escaparme de él en medio de la esquina.
Y 'tú qué, ¿ya te has vuelto a escapar de tu hábitat natural?'
Mi vida es una aventura.
La felicidad es el éxtasis, la alegría... ¡sacar una alegoría!
~
Los informativos hablan de que el amor es un juego inculcado, pero que pierdes o alimentas.
La proyección de más de lo que merecía,
el recuerdo silencioso
el horizonte es un espejo
Alimenta las ganas de mis manos,
y de como un amuleto a un cambio de percepción de la escena nocturna.
Todo mi dormir está abarrotado, nadie en mi pelo
Era duna vivir con los ojos cerrados,
en pesadillas o en pictóricos de que tragedia o bucólica modernidad iba a elegir,
orgullo y prejuicio,
sentido y sensibilidad,
quien entendería un 'di, confía en mí'.
Toma intenciones de alcanzar la divinidad natural, toma estigmas.
~
Todo lo leído, habrá sido conspirado.
Y la profusión de un paseo por un encuadernamiento clandestino tolera vivir en la puerta.
Podría estar todo el día leyendo reinos, podría estar todo el día escribiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario